Un estudio revela el padecimiento del personal de geriátricos por el Covid-19: casi el 50% sufre ansiedad o estrés postraumático

Los trastornos mentales fueron agravados por los factores de riesgo, la proximidad con los pacientes y las tensiones por las restricciones sanitarias

Enfermeras miran por la ventana de un centro de cuidados de adultos mayores (Reuters/archivo)
Enfermeras miran por la ventana de un centro de cuidados de adultos mayores (Reuters/archivo)

Cerca de la mitad de los empleados y del personal sanitario de las residencias de ancianos sufrieron síndromes de ansiedad o de estrés postraumático (SSPT) a causa de la crisis del covid-19, según un estudio realizado en el norte de Italia y publicado este miércoles.

La proporción de trastornos de ansiedad (moderados o severos) y/o de síntomas de estrés postraumáticos (moderados o severos) alcanzó al 43% de la población estudiada, con una predominancia del SSPT.

Participaron en el estudio algo más de 1.000 personas, entre trabajadores y personal sanitario, de 33 establecimientos del norte de Italia, la zona del país más castigada por el coronavirus en la primavera boreal.

Una residente conversa con un familiar a distancia en un geriátrico de Capralba, en Italia (Reuters)
Una residente conversa con un familiar a distancia en un geriátrico de Capralba, en Italia (Reuters)

“En vista de la gravedad de la situación, esperábamos una prevalencia razonablemente fuerte, pero no hasta este punto”, explicó a la AFP una de las autoras del estudio, Elena Rusconi, profesora en el departamento de Psicología y Ciencias Cognitivas de la Universidad de Trento.

Este personal representa “una población en gran medida ignorada” que “juega un papel muy sensible y crucial en nuestra sociedad y que ha tenido que cargar con un importante lastre a causa de la pandemia de covid-19, de forma particularmente repentina y pesada”, señalaron los autores del estudio, publicado en la revista Royal Society Open Science.

Para los autores del estudio, estas cifras pueden explicarse por la multiplicación de los factores de riesgos de estrés, sumados al miedo de contraer el virus. Entre ellos, una fuerte proximidad con los residentes, que puede causar una carga emocional más importante, y más aún teniendo en cuenta que las personas ancianas estaban muy expuestas a las consecuencias mortales del covid-19.

Las restricciones sanitarias también dieron lugar a tensiones, pues el personal debía gestionar las relaciones con las familias, que no podían visitar a sus parientes, y las anulaciones o restricciones de las actividades de grupo dentro de los establecimientos.

“El personal de estos establecimientos lamentó las lagunas en la información sobre el procedimiento para contener la propagación del virus, la falta de medicamentos y de material de protección, la falta de personal y las dificultades para transferir a los pacientes enfermos de covid-19 a los hospitales, o para aislarlos dentro del establecimiento”, indicaron los autores del estudio.

Además, pidieron que se realice una “evaluación urgente y profunda del estado psicológico” de todo el personal de las residencias de ancianos.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Estudios comienzan a desentrañar cómo influye la obesidad en el COVID-19

“No es mi imaginación”: sobrevivieron al coronavirus, pero no se recuperaron

MAS NOTICIAS