Los suizos rechazaron por amplia mayoría restringir la inmigración de la Unión Europea

Cerca del 63 % de los electores helvéticos votaron no a la iniciativa lanzada por el primer partido del país, la Unión Democrática del Centro, de poner fin al Acuerdo sobre la Libre Circulación de Personas. Por otro lado, los ciudadanos aprobaron un permiso por paternidad de dos semanas

FOTO DE ARCHIVO: Un hombre pasa junto a carteles del Partido Popular Suizo (SVP) en Zúrich, Suiza, el 17 de septiembre de 2020. REUTERS/Arnd Wiegmann
FOTO DE ARCHIVO: Un hombre pasa junto a carteles del Partido Popular Suizo (SVP) en Zúrich, Suiza, el 17 de septiembre de 2020. REUTERS/Arnd Wiegmann

Una amplia mayoría de electores suizos rechazó el domingo en referéndum reducir drásticamente la migración procedente de la Unión Europea (UE), lo que hubiera puesto en riesgo sus relaciones con el bloque, según las primeras proyecciones.

Cerca del 63 % de los electores helvéticos votaron no a la iniciativa lanzada por el primer partido del país, la Unión Democrática del Centro (UDC), de poner fin al Acuerdo sobre la Libre Circulación de Personas (ALCP) firmado en 1999 con la UE, según los sondeos del instituto gfs-Bern tras el cierre de los colegios electorales.

El conjunto de las demás fuerzas políticas, así como los medios económicos, se oponían a tal iniciativa.

La UDC, un partido de derecha populista, alegaba con esta iniciativa que el país alpino “sufre una inmigración descontrolada y desmesurada” que amenaza “los puestos de trabajo”.

Para que su propuesta fuera adoptada, no solamente necesitaba una mayoría de votos, sino también la mayoría de los 26 cantones helvéticos.

Los demás partidos y los medios económicos son claramente favorables a fronteras abiertas con una UE que es el mayor socio comercial de Suiza. Igual ocurre con las regiones fronterizas, muy dependientes de la mano de obra de países vecinos de la UE.

La gran mayoría de electores suizos, llamados a votar varias veces por año en diferentes referendos, ya habían votado por correspondencia, aunque las oficinas electorales estuvieron abiertas este domingo entre 10H00 y 12H00 (08H00 y 10H00 GMT).

Los sondeos ya previeron que una amplia mayoría de los electores rechazaría la iniciativa.

Sin embargo, el corto triunfo del “sí” en el referéndum de 2014 sobre cuotas de inmigrantes -impulsado por la misma UDC- incitaba a la prudencia.

En 1992, los suizos también votaron “no” a la entrada de su país en el Espacio Económico Europeo, un acuerdo firmado por los Estados miembros de la Comunidad Europea, el antepasado de la UE, y los países miembros de la Asociación Europea de Libre Cambio (AELC), o Acuerdo Europeo de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés).

Pero desde entonces, Berna y Bruselas han firmado múltiples acuerdos bilaterales.

Cláusula de la guillotina

El gobierno helvético había advertido que debido a la llamada “cláusula de guillotina”, una denuncia unilateral de la ALCP conduciría, al cabo de seis meses, a la ruptura automática de otros seis acuerdos bilaterales (que versan sobre contratación pública, agricultura y transporte terrestre) y también correría el riesgo de poner en entredicho otros tratados concluidos con la UE.

La UDC, partido claramente antieuropeo y cuyos carteles con aroma xenófobo generan polémica, había llevado a cabo su campaña con el eslogan “Trop, c’est trop” (demasiado es demasiado), acompañado por un cartel que representaba un pesado trasero europeo que se sienta, aplastándola, sobre Suiza.

FOTO DE ARCHIVO: Un póster donde se le "Se está apretando -Sí a la iniciativa anti-inmigración" en Adliswil, Suiza, el 15 de septiembre de 2020. REUTERS/Arnd Wiegmann
FOTO DE ARCHIVO: Un póster donde se le "Se está apretando -Sí a la iniciativa anti-inmigración" en Adliswil, Suiza, el 15 de septiembre de 2020. REUTERS/Arnd Wiegmann

Antes de este referéndum. en Bruselas, Dana Spinant, portavoz de la Comisión Europea, no quiso hacer comentarios sobre el voto, pero recordó que la UE tiene la intención de aprobar el acuerdo marco con Suiza “tan pronto como sea posible, una vez que se aclaren los puntos” planteados por Berna sobre la protección salarial y las ayudas estatales.

Desde hace años, la UE quiere cerrar un acuerdo marco institucional con Berna para simplificar las relaciones bilaterales. Este acuerdo siembra recelo en Suiza, tanto en la izquierda como en la derecha

Por otro lado el domingo los suizos aprobaron por amplia mayoría --61% según los sondeos-- el establecimiento de un permiso por paternidad de dos semanas.

Desde 2005, la ley suiza otorga a las madres en activo 14 semanas de permiso retribuido tras el nacimiento de un hijo. Pero los padres solo tenían derecho a uno o dos días.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Fuertes manifestaciones en contra de Roger Federer

MAS NOTICIAS