La vacuna de Novavax contra el COVID-19 entró en la fase final de los ensayos clínicos

La compañía estadounidense financiada por el gobierno de Donald Trump comenzó con las pruebas en el Reino Unido, donde busca la participación de unos 10.000 voluntarios de entre 18 y 84 años de edad

El presidente Donald Trump hace un gesto durante un recorrido por una planta de fabricación farmacéutica donde se están desarrollando los componentes para la posible vacuna de Novavax contra la enfermedad del COVID-19 en Morrisville, Carolina del Norte, el 27 de julio de 2020. REUTERS/Carlos Barria

La compañía biotecnológica estadounidense Novavax anunció el jueves que inició en el Reino Unido un ensayo clínico de fase final para su vacuna experimental contra el COVID-19, la undécima vacuna del mundo que alcanza este nivel de desarrollo.

El ensayo tiene como objetivo incluir a 10.000 participantes de entre 18 y 84 años de edad.

“Debido al actual alto nivel de transmisión del SARS-CoV-2, y dado que es probable que continúe siendo alto en el Reino Unido, prevemos de manera optimista que el ensayo tendrá un rápido reclutamiento y producirá resultados de eficacia a corto plazo” de la vacuna de Novavax, dijo Gregory Glenn, director de investigación y desarrollo de la empresa, en un comunicado.

Se trata de la undécima vacuna experimental del mundo que entra en la fase final de los ensayos clínicos, en la que participan decenas de miles de personas: la mitad de ellas recibe un placebo y la otra mitad, la vacuna.

Los proyectos occidentales más avanzados son los desarrollados por la británica AstraZeneca, socio de la Universidad de Oxford, y por las estadounidense Pfizer y Moderna. Los proyectos chinos y rusos también han llegado a la fase final de las pruebas.

Novavax es una de las seis empresas financiadas por el gobierno de Estados Unidos. Ha recibido más de 1.600 millones de dólares en fondos públicos para financiar la producción de 100 millones de dosis.

La fase final de los ensayos de la vacuna de Novavax se realiza en el Reino Unido, donde el Gobierno ha elevado el lunes la alerta por el COVID-19 a nivel 4, lo que significa que la transmisión de la enfermedad es "alta o crece exponencialmente" (REUTERS/Hannah McKay)

“Continuará propagándose”

Más allá de estos avances científicos, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió el miércoles que el virus seguirá propagándose incluso con una vacuna, e instó a los países a prepararse para inmunizar a la población sin bajar la guardia con las medidas tomadas hasta ahora para frenar los contagios.

Carissa Etienne, directora de la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo que aunque los científicos descubran una vacuna “eficaz” y de “solución duradera” contra el COVID-19, los países deben “ser realistas” sobre su alcance inmediato.

“Este virus continuará propagándose y la gente seguirá enfermando, incluso cuando se distribuya una vacuna”, indicó en rueda de prensa. “Por lo tanto, no podemos poner toda nuestra esperanza en las vacunas únicamente. Como ocurre muy a menudo en la salud pública, no existen soluciones mágicas”, subrayó.

Etienne llamó a seguir confiando en las pautas impuestas para minimizar la propagación del virus: las pruebas diagnósticas, el rastreo de contactos y las cuarentenas, así como el distanciamiento físico, el lavado de manos frecuente y el uso de mascarillas en público.

“Insto a los países de todo el mundo a prepararse para una vacuna contra el coronavirus, pero también a ser realistas, sabiendo que estos preparativos no reemplazan todo lo demás que debemos hacer para salvar vidas hoy”, concluyó.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La campaña de concientización escocesa que muestra cómo una nieta le contagia coronavirus a su abuelo

La UE pidió medidas inmediatas para evitar confinamientos y un rebrote letal: “Es nuestra última oportunidad”

Israel endurece el confinamiento por un rebrote de coronavirus

ULTIMAS NOTICIAS

MAS NOTICIAS
MAS NOTICIAS