Israel impuso el toque de queda en 40 zonas por el aumento de contagios de coronavirus

El gobierno israelí anunció también el cierre de la mayoría de sus escuelas y una limitación a las concentraciones a partir del lunes. El país rebasó este fin de semana la barrera de los 1.000 muertos, triplicando así el número de fallecidos durante los meses de verano

Jóvenes observan cómo un policía israelí trabaja en la entrada del asentamiento judío de Beitar Illit, que Israel ha declarado zona restringida después de un aumento en los casos de la nueva enfermedad por coronavirus (COVID-19), en la zona occidental ocupada por Israel.. REUTERS/Ronen Zvulun/File Photo
Jóvenes observan cómo un policía israelí trabaja en la entrada del asentamiento judío de Beitar Illit, que Israel ha declarado zona restringida después de un aumento en los casos de la nueva enfermedad por coronavirus (COVID-19), en la zona occidental ocupada por Israel.. REUTERS/Ronen Zvulun/File Photo

Israel impondrá toques de queda en 40 zonas, barrios o ciudades ante el aumento de contagios de coronavirus, después de que la semana pasado registrara un récord de casos diarios y tras superar durante el último día las mil muertes por la pandemia.

La medida se aplicará en las consideradas como “zonas rojas” y el Gobierno israelí ha optado por imponer el toque de queda en vez de los confinamientos localizados anunciados hasta el momento.

El toque de queda regirá a partir de este lunes, cuando los residentes afectados no podrán salir de sus casas desde las 19.00 hasta las 05.00 horas, según ha anunciado el Ejecutivo israelí y recoge el diario israelí ‘Yedioth Ahronoth’.

Así, las escuelas permanecerán cerradas y los negocios no esenciales cesarán su actividad a partir de las 19.00 horas. Además, quedan limitadas las reuniones en interior y exterior a 10 y 20 personas, respectivamente. “Sé que estas restricciones no son fáciles, pero en la situación actual no tenemos otra opción”, ha sostenido el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

La mayoría de las zonas consideradas como “rojas” son ciudades o barrios donde conviven judíos ultraortodoxos y árabes. De esta forma, varios alcaldes ultraortodoxos han trasladado a Netanyahu por carta que se sienten “humillados” y han asegurado que “no cooperarán” en la puesta en marcha de estas medidas, según DPA.

Personas en Tel Aviv, Israel. REUTERS/Amir Cohen/File Photo
Personas en Tel Aviv, Israel. REUTERS/Amir Cohen/File Photo

El país rebasó este fin de semana la barrera de los 1.000 muertos, triplicando así el número de fallecidos durante los meses de verano que, además, se vieron salpicados de manifestaciones contra la gestión de la crisis sanitaria y económica del Netanyahu.

Esta cifra no pasó desapercibida el domingo. El diario Yediot Aharonot, el más vendido del país, inundó su portada con los nombres de las víctimas del covid-19, a la vez que mencionó en sus páginas “un fracaso vergonzoso de la gestión de la crisis desde mayo”.

Según los datos recopilados por la AFP, Israel es desde hace dos semanas el quinto país en el mundo en términos de contagios por habitante, por delante de Brasil y Estados Unidos.

La semana pasada se documentaron más de 3.000 nuevos casos diarios, un récord para este país de nueve millones de habitantes y un marcado contraste con los primeros meses de la pandemia.

En total se han contabilizado 128.768 casos en Israel, de los que 26.283 siguen activos. Hay 439 pacientes hospitalizados con pronóstico grave y 128 de ellos están conectados a respiradores.

Con información de AFP y Europa Press

MÁS SOBRE ESTE TEMA: