Un joven fue condenado por golpear y dañar una pintura de Pablo Picasso de USD 26 millones

La reparación costará casi 500 mil dólares. El autor del ataque había dejado un mensaje con algunas explicaciones

Museo Tate Modern de Londres
Museo Tate Modern de Londres

Un joven de 20 años fue condenado este martes a 18 meses de prisión por los daños causados a una pintura de Pablo Picasso en el museo Tate Modern de Londres.

El autor del ataque, realizado a fines del 2019, quería destruir la obra, valuada en 20 millones de libras (unos USD 26 millones), pero fue detenido por la seguridad del lugar. Según declararon los expertos del Tate, la restauración demoraría unos 18 meses y costaría hasta casi 500 mil dólares.

Shakeel Ryan Massey, del noroeste de Londres y que vivió en España, admitió daños criminales tras atacar el cuadro Busto de una mujer, pintado en 1944. Golpeó el cuadro varias veces antes de arrancarlo de la pared y tirarlo al suelo.

El cuadro mide 81 centímetros de alto y 65 de ancho. Fue pintado en París la última etapa de la ocupación nazi
El cuadro mide 81 centímetros de alto y 65 de ancho. Fue pintado en París la última etapa de la ocupación nazi

Durante la sentencia, el juez Donne RD QC indicó que las acciones de Massey no eran más que un intento de “buscar notoriedad y cinco minutos de fama”. El tribunal remarcó que propio autor del hecho dijo a la policía que sus acciones eran “una actuación”, según reportó la BBC.

Massey, quien estudió el Bachillerato de Artes Plásticas, y, según la prensa española, sus profesores le atribuían ideas radicales sobre el arte, publicó en sus redes sociales un manifiesto tras el ataque.

El texto publicado por el autor del delito
El texto publicado por el autor del delito

Pensarán que es impulsivo y de la nada, pero son más de 3 años de planificación”, indica el texto.

Además, por momentos suena a un adiós, dejando en suspenso sus intenciones, ya que lamenta no haberse “despedido de muchos”. En una reflexión personal, añadió: “No creo que llegue a ser uno de los mejores de nuestros tiempos, pero sí el más prolífico y espero volver en un par de años habiendo conseguido todo lo que creías que era capaz de conseguir y más”. El tiempo es, casualmente o no, similar a la condena dictada por la justicia británica.

El cuadro muestra a la fotógrafa Dora Maar en estilo semiabstracto, con sombrero y vestido verde.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

“Exclusión”, un demoledor ensayo fotográfico de Dani Yako

Un tesoro islámico de monedas de oro en el corazón de Israel: “Parecen enterradas ayer”