Rebrote de coronavirus en Corea del Sur: hay 623 casos vinculados a una iglesia cuyo líder convocó a una marcha, se contagió y fue hospitalizado

Jun Kwang-hun es el pastor de un movimiento opositor al gobierno, que ahora puso rastrea los contactos de miles de personas que participaron en la protesta. Este miércoles se reportaron casi 300 contagios nuevos, la mayor cifra diaria desde marzo

La protesta del sábado en Seúl. Un pastor ultraderechista que convocó al acto dio positivo y quedó hospitalizado (Reuters)
La protesta del sábado en Seúl. Un pastor ultraderechista que convocó al acto dio positivo y quedó hospitalizado (Reuters)

Trabajadores de salud de Corea del Sur hallaron más de 600 casos de coronavirus ligados a una iglesia dirigida por un crítico del presidente del país, y las autoridades comenzaron a restringir las reuniones en el área metropolitana de Seúl por temor a que los contagios de descontrolen.

Las autoridades están revisando también los datos de localización proporcionados por operadores de telefonía móvil mientras tratan de rastrear a las miles de personas que participaron en una protesta antigubernamental el sábado, que empeoró la propagación del virus, señaló el miércoles el viceministro de Salud, Kim Gang-lip.

A la marcha asistieron miembros de la iglesia Sarang Jeil y su pastor, el ultraderechista Jun Kwang-hun, quien está hospitalizado desde el lunes tras dar positivo al virus.

En marzo, el líder de un grupo religioso coreano pidió perdón por la propagación del coronavirus en los actos de su iglesia (Reuters)
En marzo, el líder de un grupo religioso coreano pidió perdón por la propagación del coronavirus en los actos de su iglesia (Reuters)

Según Kwon Jun-wook, director del Instituto Nacional de Salud del país, tras realizar alrededor de 3.000 pruebas se han relacionado 623 casos con miembros de la iglesia. La policía está buscando a unos 600 miembros del culto con lo que no se puede contactar. Los contagios a partir de la iglesia se han propagado por varios lugares gracias a la actividad de sus miembros, incluyendo centros de llamadas, guarderías y otras iglesias.

Corea del Sur reportó el miércoles 297 nuevos casos del virus, su mayor incremento desde el pasado 8 de marzo. Fue el sexto día consecutivo con alzas de tres dígitos, y la mayoría de las infecciones se registraron en la densamente poblada área metropolitana de Seúl.

Las autoridades impusieron restricciones de distanciamiento social más severas en Seúl, en la vecina provincia de Gyeonggi y en la ciudad de Incheon, prohibiendo concentraciones de más de 50 personas en recintos cerrados y de más de 100 al aire libre.

Los clubes nocturnos, karaokes, restaurantes buffet, cibercafés y otros lugares de “alto riesgo” cerrarán sus puertas, mientras que las iglesias tendrán que ofrecer sus servicios a través de internet.

Hasta el momento, Corea del Sur ha registrado 16.058 casos acumulados, sin certificar muerte alguna relacionada con la COVID-19 durante la última semana, por lo que son 306 las personas que no han logrado superar la enfermedad.

Por otro lado, la cifra de enfermos que han logrado ser dados de alta tras superar el nuevo coronavirus ha ascendido a 14.006, después de los últimos 72 pacientes que se han recuperado, tal y como ha detallado la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR