Hong Kong: un importante partido opositor anunció su disolución tras la aprobación de la ley de seguridad

Demosisto, formado por ex líderes estudiantiles prodemocráticos, reportó el cese de sus actividades por el riesgo del avance chino. El ex secretario general pidió: “Si mi voz ya no se oye dentro de poco, espero que la comunidad internacional siga alzándola por Hong Kong"

Joshua Wong, secretario general de Demosisto, anunció su renuncia minutos antes de la disolución total del partido (Reuters)
Joshua Wong, secretario general de Demosisto, anunció su renuncia minutos antes de la disolución total del partido (Reuters)

El partido político Demosisto de Hong Kong, fundado por militantes prodemocracia, anunció este martes su autodisolución tras la adopción por parte del parlamento chino de la controvertida ley de seguridad nacional en el territorio semiautónomo.

“Al final de numerosas deliberaciones internas, hemos decidido disolvernos y cesar toda actividad como grupo dadas las circunstancias”, indicó Demosisto en Twitter.

Antes de informarse la disolución, varios destacados activistas hongkoneses habían reportado su renuncia al partido ante la ratificación de la controvertida ley. “Un aciago destino se nos presenta, las penurias personales son impredecibles y tenemos que afrontarlo con valor. Anuncio mi renuncia como secretario general de Demosisto y mi salida de Demosisto. Llevaré a cabo mi protesta a título personal”, aseguró a través de su cuenta en la red social Facebook el prominente activista Joshua Wong.

Mensajes similares publicaron a través de sus perfiles en redes sociales Nathan Law y Agnes Chow, miembros fundadores de esa organización política que anunciaron igualmente que la abandonaban.

El anuncio del partido en Twitter
El anuncio del partido en Twitter

Wong consideró que, bajo esta nueva legislación, “la preocupación por la vida y la seguridad (personal) ya no es ninguna tontería”. No obstante, en su mensaje de renuncia, también opinó que “ni la ley de seguridad nacional ni ninguna otra ley maligna congelarán la voluntad de Hong Kong”, y consideró que las masivas protestas prodemocráticas iniciadas hace un año contra el proyecto de ley de extradición “han despertado a innumerables personas”.

Por su parte, Law indicó que “las personalidades políticas correrán más peligro y es difícil predecir su seguridad”, aunque aseveró que “la lucha del pueblo hongkonés no cesará y continuará con una resistencia constante”.

En un tono más sombrío, añadió: “Si mi voz ya no se oye dentro de poco, espero que la comunidad internacional siga alzándola por Hong Kong y dando pasos concretos para defender nuestro último pedazo de libertad”

Demosisto había anunciado su intención de presentar candidatos a las elecciones legislativas del próximo septiembre, aunque a sus responsables se les ha vetado hasta el momento presentarse a los comicios en la ciudad por su defensa de “la autodeterminación” de la ex colonia británica.

Agnes Chow, otra de las destacadas líderes prodemocráticas que renunció al partido (Reuters)
Agnes Chow, otra de las destacadas líderes prodemocráticas que renunció al partido (Reuters)

Otros grupos proindependentistas como el Frente Nacional de Hong Kong anunciaron igualmente que reducirán su presencia en la ciudad y operarán desde el exterior.

Demosisto era una organización política fundada en 2016 por Wong, Chow y Law, dirigentes estudiantiles que desempeñaron un papel clave en la denominada “Revolución de los Paraguas”, las protestas prodemocráticas que vivió Hong Kong durante casi 80 días en 2014.

Por el momento no se ha hecho público el texto de la ley de seguridad, y la jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, indicó en rueda de prensa que “sería inapropiado” responder a preguntas sobre su contenido hasta que no esté oficialmente ratificada.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos han mostrado su oposición al texto legal, que según fuentes citadas por el diario hongkonés South China Morning Post podría comportar penas de hasta cadena perpetua para “actos de secesión, subversión, terrorismo y confabulación con fuerzas extranjeras para poner en peligro la seguridad nacional”.

“En este momento clave para Hong Kong, es imperativo que no se use la ley de seguridad nacional para pisotear los derechos humanos y minar las libertades que diferencian a la ciudad de la China continental”, afirmó hoy Amnistía Internacional a través de un comunicado de prensa.

La Declaración Chino-Británica de 1984, que articuló la retrocesión de Hong Kong de manos británicas a chinas en 1997 -de la que este miércoles se cumplen 23 años- estableció el mantenimiento durante al menos 50 años a partir de esa fecha de una serie de libertades en el territorio inimaginables en la China continental.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

EEUU revocó el estatus especial de Hong Kong tras la aprobación de la ley de seguridad china

El régimen chino aprobó la polémica ley de seguridad que socava la autonomía de Hong Kong

MAS NOTICIAS