El Organismo Internacional de Energía Atómica expresó “seria preocupación” por los materiales y las actividades nucleares no declaradas por el régimen de Irán

El director del organismo, Rafael Mariano Grossi, instó al régimen persa a cooperar “inmediata y plenamente” con sus inspectores de desarme para esclarecer algunas dudas sobre pasadas actividades en el país

Rafael Mariano Grossi, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)(AP Foto/Ronald Zak, archivo)
Rafael Mariano Grossi, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)(AP Foto/Ronald Zak, archivo)

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Mariano Grossi, instó este lunes a Irán a cooperar “inmediata y plenamente” con sus inspectores de desarme para esclarecer algunas dudas sobre pasadas actividades nucleares en ese país.

En su discurso de apertura de la reunión de verano de la Junta de Gobernadores del OIEA, que se celebra de forma virtual debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus, el responsable de la agencia nuclear de la ONU expresó además su “profunda preocupación” por la falta de cooperación iraní.

“Durante cuatro meses Irán ha negado el acceso (de los inspectores del OIEA) a dos lugares y durante casi un año no ha mantenido conversaciones sustanciales para esclarecer nuestras preguntas sobre posibles materiales y actividades nucleares no declaradas”, advirtió Grossi.

“Esto está afectando de forma adversa la capacidad de la agencia para resolver estas preguntas y para dar garantías creíbles sobre la ausencia de materiales y actividades nucleares no declarados en estos lugares en Irán”, concluyó el director general ante la Junta.

“Obligaciones son obligaciones”, insistió Grossi más tarde en una rueda de prensa en referencia al acuerdo de salvaguardas (controles) que existe entre Irán y el OIEA.

POSIBLE VIOLACIÓN DE ACUERDOS DE SALVAGUARDAS

El acceso denegado a los inspectores constituye una posible violación de esos acuerdos, que incluyen el llamado “Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación de armas nucleares (TNP)”, que debería darle a los inspectores el derecho a visitar cualquier instalación en la República Islámica sin aviso previo.

“Hay ámbitos en los que la cooperación (con Irán) funciona bien, pero en otros menos. Es un paquete mixto. Podríamos hacerlo mejor”, señaló Grossi sobre la colaboración entre Irán y el OIEA.

El presidente iraní, Hasan Rohani. EFE/ Abedin Taherkenareh/Archivo
El presidente iraní, Hasan Rohani. EFE/ Abedin Taherkenareh/Archivo

Desde febrero pasado, los inspectores de la agencia nuclear vienen exigiendo acceso a dos sitios en la República Islámica de donde proceden rastros de materiales fisibles no esclarecidos, que podrían ser resultado de actividades nucleares, posiblemente militares, no declaradas de hace más de 15 años.

IRÁN HABLA DE INFORMACIONES DE ISRAEL

Irán, por su parte, asegura que se trata de un asunto ya resuelto en el marco de la entrada en vigor del llamado “plan de acción conjunta de acción” (JCPOA, en sus siglas en inglés), el gran acuerdo nuclear de 2015.

Además, critica que las solicitudes del OIEA no son legítimas, ya que en su opinión se deben a alegaciones procedentes de servicios de inteligencia de Israel.

Según Grossi, estos sitios son “relevantes”, ya que sus informaciones, que los expertos del OIEA han contrastado, indican que allí hubo actividades y materiales nucleares no declarados.

"Ellos (los iraníes) y nosotros (el OIEA) conocemos estos lugares", zanjó el director general sin dar más detalles.

UNA DISPUTA AL MARGEN DEL JCPOA

El JCPOA, que Irán está incumpliendo desde el año pasado como método de presión, establece una serie de limitaciones de su programa nuclear para evitar que ese país se pueda hacer con bombas atómicas en el corto plazo, a cambio del levantamiento de sanciones y alivios comerciales.

El acuerdo se encuentra en peligro de colapsar desde que Estados Unidos decidió en 2018 abandonarlo e imponer nuevamente sanciones contra Irán, incluido un embargo petrolero.

Desde el año pasado Irán está produciendo y almacenando mucho más uranio enriquecido de lo permitido (más de 1.500 kilos en lugar de los 300 permitidos), con una pureza superior a la establecida por el JCPAO, aunque lejos de alcanzar el nivel necesario para una bomba.

NEGOCIACIONES SOBRE UNA RESOLUCIÓN EN LA JUNTA

La disputa entre el OIEA e Irán dominará las deliberaciones de los 35 países miembros de la Junta esta semana.

Mientras que Estados Unidos y los países europeos exigen una postura común que condene a Irán por su falta de cooperación, Rusia defiende a Teherán y acusa a Washington de haber puesto en peligro el acuerdo de 2015 con sus nuevas sanciones.

Alemania, Francia y el Reino Unido han elaborado un proyecto de resolución en el que apoyan las exigencias de Grossi, instando a Irán a cooperar en el esclarecimiento de las dudas.

Fuentes diplomáticas indicaron a Efe en Viena que antes de poder presentar oficialmente el texto de necesita negociar el apoyo ruso, esencial para lograr un consenso.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Estados Unidos sancionó a dos empresas por sus vínculos con el programa nuclear de Irán

Donald Trump agradeció a Irán por la liberación del rehén estadounidense: “Muestra que alcanzar un acuerdo es posible”

MAS NOTICIAS