Roma multará con hasta 500 euros a quienes tiren las mascarillas en la calle

La alcaldesa italiana Virginia Raggi estableció la medida contra “personas maleducadas” hasta el próximo 31 de julio

Oficiales de policía con máscaras protectoras paran un coche para verificar si un conductor tiene una razón válida para viajar durante el encierro para prevenir la propagación de la enfermedad del coronavirus en Roma, Italia, el 21 de marzo de 2020 (REUTERS/Yara Nardi)
Oficiales de policía con máscaras protectoras paran un coche para verificar si un conductor tiene una razón válida para viajar durante el encierro para prevenir la propagación de la enfermedad del coronavirus en Roma, Italia, el 21 de marzo de 2020 (REUTERS/Yara Nardi)

El Ayuntamiento de Roma aprobó una ordenanza que establece multas de entre 25 y 500 euros (USD 549) a quienes arrojen en la vía pública las mascarillas o los guantes usados para evitar el contagio del coronavirus.

“En estos meses de emergencia sanitaria del coronavirus nuestros operadores ecologistas han denunciado en numerosas ocasiones la recogida de guantes y mascarillas usadas, arrojadas al suelo por personas maleducadas”, lamentó la alcaldesa, Virginia Raggi.

En su ordenanza se establecen hasta el próximo 31 de julio la “prohibición” de abandonar este tipo de objetos de protección en todo el territorio municipal y las mencionadas multas.

En muchas de las calles de la capital y de Italia es frecuente ver tirados este tipo de accesorios personales, algo que viene siento denunciado por organizaciones ambientalistas.

La alcaldesa apunta que las mascarillas y los guantes deben ser desechados en los contenedores.

Y sostiene que su abandono en el espacio público, sobre todo en este periodo, “constituye no solo un potencial riesgo sanitario”, porque podrían estar infectados, sino también un daño al medioambiente.

Una mujer camina por la Plaza de San Pedro mientras el Papa Francisco da su audiencia semanal virtualmente desde una biblioteca dentro del Vaticano debido a las medidas para contener la enfermedad del coronavirus (COVID-19) el 20 de mayo de 2020 (REUTERS/Yara Nardi)
Una mujer camina por la Plaza de San Pedro mientras el Papa Francisco da su audiencia semanal virtualmente desde una biblioteca dentro del Vaticano debido a las medidas para contener la enfermedad del coronavirus (COVID-19) el 20 de mayo de 2020 (REUTERS/Yara Nardi)

Cerca de 33.000 muertos

Italia ha registrado 78 nuevos fallecidos por coronavirus en las últimas veitincuatro horas, hasta el dato oficial de este martes, mientras se produjo una importante reducción de enfermos en todas las regiones, según informó Protección Civil.

El total de las víctimas mortales es de 32.955 personas desde que comenzó la crisis, el pasado 21 de febrero, tras la detección del primer contagio local.

Sin embargo este aumento de 78 fallecidos es de los menores desde principios de marzo, después de los 50 del pasado domingo, cuando la región de Lombardía (norte), la más afectada, aseguró que no había detectado ningún muerto en los registros de sus hospitales.

Los contagios totales ascienden a 230.555 en todo el país, lo que supone solo 397 nuevos casos en las últimas veinticuatro horas, y además se produjo una importante caída del número de personas actualmente enfermas, 2.358 menos que ayer lunes.

En Italia actualmente hay 52.942 personas enfermas con la COVID-19, la gran mayoría, 44.504, aisladas en sus domicilios con síntomas leves o directamente sin ellos.

En este contexto Italia sigue su proceso hacia la “nueva normalidad” después de que desde el pasado 18 de mayo permitiera la apertura de prácticamente todos los sectores y la libre salida de la gente de sus casas tras casi dos meses y medio de confinamiento.

Desde ayer la gran mayoría de las regiones, excepto Lombardía y Basilicata (sur), han permitido la reapertura de sus gimnasios, centros deportivos y piscinas.

Turistas con máscaras protectoras son fotografiados en la Plaza de San Marcos tras el brote de coronavirus en Venecia, Italia, el 24 de mayo de 2020 (REUTERS/Manuel Silvestri)
Turistas con máscaras protectoras son fotografiados en la Plaza de San Marcos tras el brote de coronavirus en Venecia, Italia, el 24 de mayo de 2020 (REUTERS/Manuel Silvestri)

La próxima fecha en el calendario de la desescalada italiana, tras casi dos meses y medio confinada, desde el 10 de marzo, será el próximo 3 de junio, cuando se permitirá el movimiento entre regiones.

Y también se abrirán las fronteras externas para permitir la llegada de ciudadanos de la Unión Europea sin necesidad de que guarden cuarentena, una medida dirigida a ayudar la temporada turística del verano.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Dura advertencia de las autoridades italianas sobre los riesgos de la desescalada: “¿Happy hour? Un descuido y todo volverá a pararse”

Italia sumó 78 muertos por coronavirus y sigue bajando el número de enfermos

Andrea Bocelli tuvo coronavirus, donó plasma y criticó el miedo al COVID-19 "como si fuera lepra”

MAS NOTICIAS