Italia registró 156 muertos y 642 nuevos contagios de coronavirus en las últimas 24 horas

El saldo total es de 32.486 fallecidos. La mitad de los nuevos infectados fueron en Lombardía, la región más afectada por la epidemia

Un hombre pasea con su perro por Bérgamo, una de las ciudades más golpeadas por el coronavirus. (REUTERS/Flavio Lo Scalzo/archivo)
Un hombre pasea con su perro por Bérgamo, una de las ciudades más golpeadas por el coronavirus. (REUTERS/Flavio Lo Scalzo/archivo)

Los fallecidos en Italia con coronavirus ascienden ya a 32.486, con 156 las últimas 24 horas, una cifra levemente inferior al día anterior, según los últimos datos oficiales de Protección Civil.

Los casos totales de contagios desde el inicio de la emergencia el 21 de febrero son 228.006, con 642 en las últimas 24 horas, la mitad de ellos en Lombardía, la región más afectada por la epidemia.

De ellos, más de 134.000 se han curado ya y los positivos actuales son 60.960, casi 1.800 menos respecto al miércoles. Además, siguen bajando los internados en terapia intensiva (640, con un descenso de 36 pacientes en las últimas 24 horas).

Evitar el “aperitivo”

Ante una situación aún no del todo bajo control, el presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, exhortó, sobre todo a los jóvenes, a evitar reuniones y fiestas e invitó a los italianos a quedarse en el país durante las vacaciones, durante su comparecencia hoy en la Cámara de los diputados para hablar sobre la fase 2 de desescalada tras el cierre por la pandemia.

“Un llamamiento a todos y en particular a los jóvenes: aún no es el momento de las fiestas y la vida nocturna. Ahora más que nunca es necesario respetar la distancia de seguridad y el uso de mascarillas. Exponerse significa exponerse a la infección”, dijo Conte en su comparecencia.

Italia ha reabierto restaurantes y comercios desde este lunes y en esta semana muchos alcaldes y presidentes de las regiones han denunciado el comportamiento, sobre todo de los jóvenes, que han salido en grupos para reunirse en los bares y zonas de vida nocturna y de ocio.

Un restaurante en Nápoles este jueves (REUTERS/Ciro De Luca)
Un restaurante en Nápoles este jueves (REUTERS/Ciro De Luca)

Conte comenzó su discurso asegurando que justo hoy cuando se cumplen tres meses del primer caso detectado en el país puede decir que las “decisiones tomadas, tan dolorosas y que probablemente afecten algunos derechos fundamentales” eran “correctas”.

Ahora “ha llegado el momento de reiniciar el motor económico y productivo, después de haber superado la fase más aguda de la emergencia, pero el desafío que nos espera no es menos insidioso que el que se enfrenta al comienzo de la emergencia”, agregó.

Explicó que Italia ocupa el primer lugar por el número de pruebas en relación con sus habitantes y defendió que en esta nueva fase no sólo se confía en la “autodisciplina de las personas” sino que se ha puesto en marcha “un sistema articulado para controlar las tendencias epidemiológicas” y citó las pruebas moleculares y serológicas que se realizarán de manera voluntaria en los próximos días.

Respecto a la apertura casi total desde el lunes señaló que “la persistencia de las medidas de confinamiento sería irrazonable e incompatible con los principios de la Constitución”, pero que se volverá a intervenir con medidas restrictivas si se generan nuevos brotes en territorios específicos.

También anunció que “el rastreo de contactos” es “el segundo pilar” para el control epidemiológico en la fase 2 y que en los próximos días comenzará la experimentación con la aplicación para los móviles y aseguró que “los datos se utilizarán solo para el rastreo del virus”.

Dos jóvenes juegan en la playa de Fregene, cerca de Roma  (REUTERS/Guglielmo Mangiapane)
Dos jóvenes juegan en la playa de Fregene, cerca de Roma (REUTERS/Guglielmo Mangiapane)

Conte enumeró los diferentes decretos económicos con ayudas a empresas y familias aprobados por su Ejecutivo y anunció un nueva ley para simplificar el acceso a estas medidas, “pero sin que esto debilite los controles más rigurosos que aseguran la transparencia total y evitan las infiltraciones de la mafia”.

Al respecto, el primer ministro recordó que hay muchas personas que están sufriendo y aseguró que para todos es “una prueba muy dura” y que para salir de ella “necesitamos coordinar esfuerzos” y agregó en este sentido que “el sistema bancario puede y debe hacer más para acelerar los préstamos cubiertos por garantías públicas”.

Sobre las medidas para la construcción y el turismo, Conte señalo que será “crucial” centrarse en la “movilidad interna”. “Somos conscientes de que el sector turístico requiere más medidas”, reconoció e invitó a todos los ciudadanos “a quedarse de vacaciones en Italia” y así “descubrir las bellezas que no conocemos y volvemos a disfrutar de las que conocemos. Es la mejor manera de contribuir al reinicio”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

En una Italia golpeada por el coronavirus, las mafias amenazan a los nuevos pobres: “El Estado debe actuar rápido”

El aeropuerto casi desconocido que vive un boom en medio de la pandemia

MAS NOTICIAS