España reportó 185 nuevas muertes por coronavirus y un repunte en los contagios

Por tercera jornada consecutiva, el balance diario fue de menos de 200 fallecidos, aún después de terminado el fin de semana, que suele retrasar los conteos

Un policía distribuye mascarillas en el metro de Madrid (Reuters)
Un policía distribuye mascarillas en el metro de Madrid (Reuters)

Las muertes por el nuevo coronavirus en España aumentaron en 185, un ligero repunte de 21 fallecidos con respecto al balance del lunes, lo que eleva la cifra total de fallecidos por Covid-19 a los 25.613.

En cuanto al número de casos confirmados por PCR, el último informe publicado por el Ministerio de Sanidad muestra que en total 219.329 personas han dado positivo, lo que supone 867 más en las últimas 24 horas, un salto más considerable a los 356 de lunes, que había marcado la cifra más baja desde la primera quincena de marzo. Se esperaba un repunte, debido al efecto fin de semana (ampliado por el feriado del viernes) que suele retrasar los conteos oficiales.

El número de enfermos que se han recuperado siguen superando largamente a los nuevos casos: el balance del martes indicó que otros 2.143 pacientes fueron dados de alta.

Estas cifras positivas contrastan con la gresca política, a raíz del pedido de una nueva prórroga del estado de alarma.

El Gobierno tiene previsto solicitar este martes una prórroga del mismo, declarado el pasado 14 de marzo, que ha permitido controlar la movilidad de los ciudadanos, hasta ahora muy eficaz para frenar la expansión del COVOD-19. Pero esta medida, excepcional en un Estado de derecho, debe ser autorizada por el Congreso de los Diputados, y por ahora, el Ejecutivo, que gobierna en minoría no tiene garantizados los apoyos necesarios, a diferencia de lo que ocurrió en las tres prórrogas solicitadas anteriormente.

El Gobierno defiende la necesidad de mantener esta situación para “no dar pasos atrás y seguir manteniendo la guardia alta” e insiste en que no hay un “plan B” al rechazo del estado de alarma, porque es el único instrumento constitucional para limitar la libertad de movimientos.

El conservador Partido Popular (PP), principal grupo de la oposición, que hasta ahora había apoyado esta medida, se muestra en contra y su líder del PP, Pablo Casado, dijo ayer que mantener el estado de alarma "no tiene sentido” y pide retomar la actividad, aunque no especificó qué votará mañana en el Congreso.

Desde el Gobierno, aumenta la presión sobre este partido y le advierten de que será responsable del “caos” y del “desorden” que puede producirse en España si no apoya la prórroga que solicita.

El partido socialista (PSOE) y el izquierdista Unidas Podemos, que integran el gobierno de coalición, tienen 24 horas para negociar el apoyo parlamentario, tanto con el PP como con los liberales de Ciudadanos y con los nacionalistas vascos, ya que los dos grupos independentistas catalanes presentes en el Congreso votarán en contra.

Pero mientras los políticos se enfrascan en disputas, España perdió 950.000 empleos desde mediados de marzo, y solo en abril la cifra fue de 548.093, marcando la primera destrucción de empleo en ese mes desde 2009, según datos oficiales de este martes.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR