El Banco Mundial proyectó una brusca desaceleración de la economía de China por la pandemia

Es la primera estimación de la entidad tras la aparición de la pandemia del coronavirus. En su escenario más sombrío anticipa un crecimiento de apenas 0,1%, lo que prácticamente implica un estancamiento de su actividad y contrasta con el crecimiento del 6,1% que el gigante asiático en 2019 tuvo el año pasado

Trabajadores de aduanas en el puerto de Nantong (Reuters)
Trabajadores de aduanas en el puerto de Nantong (Reuters)

El Banco Mundial presentó un sombrío panorama para las cifras económicas de China en el 2020, consecuencia de la parálisis en la que entró por el avance del coronavirus en el país: mientras en enero pronosticaba un crecimiento de 5,9% para este año, ahora el escenario más pesimista sitúa la cifra en un crecimiento del 0,1%, lo que prácticamente implica un estancamiento y contrasta con el 6,1% registrado en 2019.

“El virus, que desencadenó una ruptura del suministro en China, ahora ha provocado una conmoción a nivel global”, dijo este lunes la entidad multilateral con sede en Washington, que estimó que este golpe podría arrastrar a 11 millones de personas a la pobreza en Asia.

De tener lugar el escenario más optimista, la institución indicó que el crecimiento de China podría llegar hasta un 2,3%.

Las autoridades chinas implementaron estrictas medidas de aislamiento social en gran parte del territorio para para contener la propagación del virus, detectado por primera vez en la ciudad de Wuhan. Ahora, convertido en una pandemia global, el virus ha provocado la muerte de más de 41.000 personas en todo el mundo, y llevado a que numerosos países sigan los pasos sanitarios del gigante asiático.

El impacto económico del virus podría ser particularmente fuerte en los países vulnerables del continente asiático. “La pandemia está afectando profundamente las economías de la región, pero la profundidad y la duración del golpe es algo inusualmente incierto”, dijo el Banco en el informe.

La economista jefa para el Este de Asia y el Pacífico del Banco Mundial, Aaditya Mattoo, dijo que la región del este de Asia y el Pacífico, excluyendo China, podría registrar una desaceleración de 1,3% en el escenario más optimista o caer en una contracción de 2,8% si se cumplen las peores predicciones, en comparación con el robusto crecimiento de 5,8% el año pasado.

Como “vacuna contra esta virulenta amenaza”, Mattoo recomendó “profundizar la cooperación internacional”, “mantener abierto el comercio” y coordinar las políticas macroeconómicas" a nivel regional.

Y si bien indicó que “una contención de la pandemia permitiría una recuperación", advirtió que "el riesgo de un estrés financiero sostenido más allá de 2020 es alto”.

El Banco señaló que los países más vulnerables son los que dependen fuertemente del comercio, del turismo y de las materias primas, además de aquellos que están muy endeudados y que dependen de flujos financieros muy volátiles.

El Banco Mundial instó a una acción contundente con la prioridad en la contención pero también con medidas de amortiguación para los hogares por la pérdida de ingresos.

Mattoo indicó que no es demasiado tarde para seguir el ejemplo de Corea del Sur, que aumentó la cantidad de pruebas de detección de la enfermedad y las medidas de contención para que la economía pudiera volver a la normalidad lo antes posible.

“No es una ciencia espacial complicada. Con ayuda, incluso los países pobres pueden”, señaló la experta.

(Con información de AFP y EFE)

Más sobre este tema:

El científico que lideró la lucha contra el coronavirus en China advirtió que no usar mascarillas es un “gran error”

Wall Street: el Dow Jones cerró el peor trimestre de su historia por el impacto económico del coronavirus



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos

VENEZUELA logo-venezuela