Tampones y toallitas sanitarias serán gratuitas en Escocia (Shutterstock.com)
Tampones y toallitas sanitarias serán gratuitas en Escocia (Shutterstock.com)

El parlamento escocés aprobó el martes los planes para poner a los tampones y a las compresas, entre otros productos sanitarios, a disposición de todas las mujeres. Así, esta nación —una de las cuatro que integran el Reino Unido, junto a Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte— se convertirá en la primera del mundo en conceder este derecho.

La legislación haría que los tampones y las toallas sanitarias estuvieran disponibles de forma gratuita en lugares públicos designados, como centros comunitarios, clubes juveniles y farmacias, a un costo anual estimado de 24,1 millones de libras (31,2 millones de dólares).

El proyecto de la Ley sobre Productos del Período (de disposición gratuita) pasó por su primera etapa con 112 votos a favor, ninguno en contra y una abstención. Ahora pasa a la segunda etapa, donde los miembros del parlamento escocés descentralizado pueden proponer enmiendas.

Durante el debate, la proponente del proyecto de ley, Monica Lennon, dijo que su aprobación sería un “momento decisivo para la normalización de la menstruación en Escocia, y para enviar una verdadera señal a la gente de este país sobre la seriedad con la que el parlamento toma la igualdad de género”.

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, asiste a a una sesión de preguntas en el Parlamento Escocés (REUTERS/Russell Cheyne)
La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, asiste a a una sesión de preguntas en el Parlamento Escocés (REUTERS/Russell Cheyne)

La legisladora Alison Johnstone preguntó: “¿Por qué en 2020 el papel higiénico es visto como una necesidad pero los productos del período no lo son? Ser penalizado financieramente por una función corporal natural no es equitativo o justo”.

En 2018, Escocia se convirtió en la primera nación del mundo en proporcionar productos sanitarios gratuitos en escuelas, colegios y universidades.

Los productos sanitarios en el Reino Unido tienen actualmente un impuesto del 5%. El gobierno del ex primer ministro David Cameron dijo que quería terminar con ese “impuesto al tampón”, pero que tenía las manos atadas por las normas de la Unión Europea que establecen los tipos impositivos para ciertos bienes. El Gobierno anunció que bajaría el impuesto en 2016, pero esto aún no ha sucedido.

El martes pasado, Lennon se unió a una manifestación frente al parlamento escocés, y sostuvo un cartel que decía “El acceso a los productos menstruales es un derecho. Punto".

Con información de Reuters

MÁS SOBRE ESTE TEMA: