Una mujer usa una mascarilla en la principal estación de trenes de Dusseldorf, Alemania, para protegerse del coronavirus, el miércoles 26 de febrero de 2020. (AP Foto/Martin Meissner)
Una mujer usa una mascarilla en la principal estación de trenes de Dusseldorf, Alemania, para protegerse del coronavirus, el miércoles 26 de febrero de 2020. (AP Foto/Martin Meissner)

Alemania está “en los albores de una epidemia”, advirtió el miércoles el ministro de Salud, Jens Spahn, mientras las autoridades examinaban a docenas de personas que tuvieron contacto con una pareja que contrajo el coronavirus.

El país ha estado preparándose para un incremento en los casos confirmados después de que aumentaran las infecciones en la cercana Italia. Comenzaron a efectuarse pruebas en el oeste de Alemania luego de que un hombre de 47 años con el virus fue hospitalizado en estado grave en Dusseldorf. También se confirmó que su esposa, que trabaja en un kínder, había contraído el padecimiento.

Un soldado de la fuerza aérea alemana que tuvo contacto con el hombre hospitalizado también dio positivo, dijo el coronel Rainer Volb, director interino del hospital militar alemán en Koblenz.

Con los nuevos casos el total en Alemania ascendió a 21. Por la noche, el gobierno indicó en un comunicado que establecerá un grupo especial de emergencia enfocado en el brote de la enfermedad COVID-19.

Funcionarios del estado Renania del Norte-Westfalia dijeron horas antes que el hombre de 47 años infectado era de Gangelt, cerca de la frontera holandesa, y que, en días recientes, había estado en contacto con incontables personas, incluso durante fiestas de Carnaval y al visitar un hospital de Colonia para una revisión médica no relacionada.

El titular del departamento de salud de esa ciudad, Johannes Niessen, dijo que el hombre había tratado a 41 personas, entre ellas varios médicos y enfermeros, al menos uno de los cuales mostraba síntomas de la enfermedad.

Stephan Pusch, quien dirige el gobierno del distrito en Heinsberg, en donde se dio el caso, dijo el miércoles que las escuelas y jardines de infantes en la zona permanecerían cerrados hasta el lunes. Exhortó a las personas que mostraban síntomas de la enfermedad a permanecer en casa y ponerse en contacto con sus médicos por teléfono.

En una muestra de que aumentaban los temores por el impacto económico del brote, centrado hasta ahora principalmente en Asia, la aerolínea alemana Lufthansa dijo que suspendería la contratación de empleados nuevos, ofreció a los existentes ausentarse sin paga y amplió las opciones de trabajo de tiempo parcial.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: