Boris Johnson (Reuters)
Boris Johnson (Reuters)

Las acusaciones de hackeo que pesan sobre el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salman, encendieron las alarmas en líderes mundiales que han estado en contacto personal con el líder de la monarquía, por temores a la posibilidad de ser otras víctimas de una intrusión a sus teléfonos personales.

Bin Salman, mandatario de facto del reino petrolero, es el principal sospechoso de haber hackeado el ceular de Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, a través de un video malicioso enviado por WhatsApp.

Ante estas acusaciones levantadas por expertos de la ONU, cuatro fuentes consultadas por el Daily Telegraph indicaron que Boris Johnson, primer ministro británico, también ha estado en contacto por la misma aplicación con el líder saudita.

“Seguro tenía su número y solía escribirle ocasionalmente”, indicó un ex funcionario de la Oficina de Exteriores. Otra fuente diplomática dijo estar “99 por ciento seguro” de que ambos líderes intercambiaban mensajes.

Según un mensaje enviado a Bezos en febrero de 2019, citado en el informe privado, el príncipe negó cualquier implicación en el pirateo (Reuters)
Según un mensaje enviado a Bezos en febrero de 2019, citado en el informe privado, el príncipe negó cualquier implicación en el pirateo (Reuters)

Por su parte, la oficina de prensa del premier evitó dar comentarios al respecto.

Según el análisis realizado por expertos técnicos contratados por Bezos tras la filtración de información personal suya a principios de 2019, el móvil del dueño de Amazon fue pirateado por “herramientas” adquiridas por un consejero del líder de facto de Arabia Saudita. La intrusión en el móvil hace dos años desembocó en la publicación de imágenes íntimas de Bezos, también propietario del diario Washington Post para el que trabajaba Jamal Khashoggi, un periodista saudita crítico con Riad, asesinado el 2 de octubre de 2018 en el consulado de su país en Estambul.

El informe de la consultora FTI dice que Bezos y el príncipe saudí intercambiaron sus números de teléfono y comunicaron a través de WhatsApp tras reunirse durante una cena en Los Ángeles en abril de 2018.

Algunas horas después de haber recibido un archivo de video por parte del príncipe, fueron extraídos numerosos datos del teléfono de Bezos, según los especialistas, quienes señalaron que esta extracción de información continuó de manera imperceptible durante varios meses.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: