Abdolhosein Moyadami, líder de las milicias Basij muerto en una emboscada (Crédito: IRNA)
Abdolhosein Moyadami, líder de las milicias Basij muerto en una emboscada (Crédito: IRNA)

Uno de los líderes más importantes de la fuerza paramilitar Basij, parte de la Guardia Revolucionaria de Irán, murió este miércoles al ser atacado por dos individuos que le dispararon frente a su casa en la ciudad persa de Darjovin y luego se dieron a la fuga, según reportó la agencia IRNA.

Abdolhosein Moyadami mantenía una “amistad” con el general Qassem Soleimani, líder de la Fuerza Quds dentro de la Guardia Revolucionaria que fue abatido recientemente en un operativo de Estados Unidos, indicó la agencia iraní.

Ningún grupo ha asumido responsabilidad aún por el ataque.

Descrito como un “defensor de los santuarios sagrados” por los medios estatales iraníes, Moyadami, de perfil bajo, operó en el sur y el norte del país, especialmente y con gran violencia contra la población kurda, y era conocido por ser un formador de cuadros en las milicias Basij, brazo armado compuesto por voluntarios que en la guerra entre Irak e Irán ocurrida entre 1980 y 1988 cobró notoriedad por su conducta casi suicida en combate.

Se desempeñaba como comandante de Basij para el distrito Darjovin, provincia de Juzestán, en el suroeste.

De acuerdo a las autoridades iraníes, Moyadami fue baleado por al menos dos personas armadas con fusiles “Kalashnikov”, que le tendieron una emboscada cuando retornaba a su hogar. Luego escaparon en motocicleta, según reportó la cadena rusa Sputnik.

Las investigaciones policiales estaban en curso y se esperaban más detalles pronto.

La muerte de Soleimani

Temido comandante supremo de la Fuerza Quds, rama de la Guardia Revolucionaria dedicada a las operaciones en el extranjero, y aparente amigo de Moyadami, el temido general Qassem Soleimani fue abatido en Irak por un drone de los Estados Unidos el 3 de enero de 2020.

Qassem Soleimani, el máximo jefe militar en Irán y cerebro de las operaciones del régimen fuera de su territorio
Qassem Soleimani, el máximo jefe militar en Irán y cerebro de las operaciones del régimen fuera de su territorio

De acuerdo al gobierno de Donald Trump, Soleimani fue neutralizado ya que estaba preparando un serie de ataques contra embajadas estadounidenses en la región. Pero además, desde hacía años Washington estaba detrás del general persa tanto por sus campañas desestabilizadoras en Siria, Irak y Yemen, como también por su pasado rol formador de la insurgencia iraquí que combatió contra las tropas estadounidenses entre 2004 y 2011 y que provocó numerosas bajas.

Tras su muerte, Irán juró venganza y el 8 de enero lanzó un bombardeo con misiles balísticos contra al menos dos bases iraquíes que albergan personal estadounidense. Ese mismo día la Guardia Revolucionaria derribó por error un avión de pasajeros que acaba de despegar de Teherán, matando a 176 personas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: