Grito machista de un hombre a mujeres que cantaban 'Un violador en tu camino'

Como ha estado ocurriendo en decenas de otras ciudades alrededor del mundo, cientos de mujeres se congregaron el martes en Santiago de Compostela, en España, para realizar una performance de “Un violador en tu camino”, nacida en Chile y usada para denunciar la violencia de género.

Este caso particular, no obstante, estuvo marcado por una interrupción machista. En un momento de silencio -y luego de que las mujeres entonaran la frase icónica de la performance, “el violador eres tu” en gallego, idioma de la región de Galicia- un hombre gritó: “Ahora a casa a hacer la cena”.

La expresión, machista y una clara provocación, generó reacciones inmediatas tanto de las mujeres que realizaban la performance como del resto de las personas que la presenciaban. Luego algún insulto individual, el colectivo entonó al unisono una advertencia: “Cuidado, machista, estás en nuestra lista”. E inmediatamente lo señalaron al cantar “el violador eres tú”. El hombre se retiró de la plaza mientras el canto cambió a “ni un paso atrás”.

La repercusión de las imágenes permitió que se identificara al hombre y se determinara que era miembro del Partido Popular de Galicia. Ello generó que la secretaria de municipalismos de Podemos en la región, Luca Chao, interpelara al partido para que se pronuncie. El Partido Popular emitió una declaración donde calificó la expresión machista como “inaceptable” y, según el medio local La Vanguardia, el hombre se dio de baja del partido poco después.

El mensaje contra la violencia de género nació en Chile, en el marco de las protestas que tuvieron lugar durante las últimas semanas. Creado por el colectivo Las Tesis, se convirtió en un himno que fue traducido a distintos idiomas y es replicado en ciudades alrededor del mundo.

La letra completa:

El patriarcado es un juez que nos juzga por nacer. Y nuestro castigo es la violencia que ya ves. Es femicidio. Impunidad para mi asesino. Es la desaparición. Es la violación.

Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía. Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía. Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía. Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía. El violador eras tú. El violador eres tú.

Son los pacos, los jueces, el estado, el Presidente. El Estado opresor es un macho violador. El Estado opresor es un macho violador. El violador eras tú. El violador eres tú. Duerme tranquila, niña inocente, sin preocuparte del bandolero, que por tu sueño dulce y sonriente vela tu amante carabinero. El violador eres tú. El violador eres tú. El violador eres tú. El violador eres tú.

Más sobre este tema: