Jeremy Corbyn (Reuters)
Jeremy Corbyn (Reuters)

El líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, aseguró el miércoles que si llega al poder organizará un nuevo referéndum sobre el Brexit y dio a entender que su partido se mantendría neutral en esta nueva votación.

Si gana unas elecciones anticipadas cada vez más probables, Corbyn prometió obtener un nuevo acuerdo de divorcio con la Unión Europea (UE) que mantenga estrechos lazos entre esta y el Reino Unido.

Sin embargo, aseguró que lo sometería a la decisión de los británicos en un referéndum que incluiría la opción de permanecer simplemente en el bloque.

"Paremos un Brexit sin acuerdo y dejemos que la gente decida", escribió el líder laboristas en el diario izquierdista The Guardian cuando se acerca la fecha prevista del Brexit, el 31 de octubre.

"Le daremos al pueblo la última palabra", afirmó, sin no obstante posicionarse a favor o en contra de abandonar la UE. "Me comprometo a llevar a cabo lo que el pueblo decida como primer ministro laborista", agregó.

El Partido Laborista celebra su congreso anual este fin de semana en Brighton, en el sur de Inglaterra, y una parte de sus bases presionarán a Corbyn para que defienda la permanencia en la UE. En su intento por contentar a todos, puede que el dirigente pague con la pérdida de apoyos.

La corriente laborista identificada con el nombre Another Europe is Possible (Otra Europa es posible) defiende una mayor claridad de ideas. "El laborismo ha cruzado ya el Rubicón al prometer un nuevo referéndum que contemple la opción de permanecer en la UE", dijo Michael Chessum, miembro de esa corriente y del movimiento Momentum, la organización de bases que impulsó en su día a Corbyn a la victoria.

Jeremy Corbyn (Reuters)
Jeremy Corbyn (Reuters)

"Sería completamente absurdo, en esas circunstancias, que el laborismo no hiciera campaña a favor de la permanencia en la Unión Europea cuando el 90% de sus miembros desean que así sea. Si Corbyn intenta evitar que respaldemos la permanencia en la UE se enfrentará a un callejón sin salida. Fracasará en su empeño y nos desmoralizará en un momento crucial", advirtió Chessum citado por el diario El País.

"Mantenerse neutral sobre el Brexit es una abdicación vergonzosa", lo fustigó en Twitter la jefa del gobierno autónomo escocés, la independentista Nicola Sturgeon, hostil al Brexit.

El martes, la líder del centrista Partido Liberaldemócrata, Jo Swinson, prometió si llega al poder "parar el Brexit" con la revocación del artículo 50 del tratado europeo, que rige el proceso de salida de la UE.

Tras el referéndum de 2016, en el que 52% de británicos votó a favor de abandonar la UE, el Brexit debía tener lugar el pasado marzo, pero ante el reiterado rechazo de los diputados al acuerdo negociado por la entonces premier Theresa May fue aplazado dos veces.

El primer ministro, Boris Johnson, en el Parlamento Británico (Reuters)
El primer ministro, Boris Johnson, en el Parlamento Británico (Reuters)

El nuevo primer ministro, Boris Johnson, aseguró que no pedirá otra prórroga, pese a una ley aprobada recientemente que le obligaría a hacerlo si no ha alcanzado un acuerdo con Bruselas al 19 de octubre.

El Partido Laborista ha tenido unos resultados por debajo de sus expectativas en los comicios del último año. En las elecciones al Parlamento Europeo quedó en tercer lugar, y en las municipales de finales de abril apenas arañó nuevos concejales, a pesar de la colosal pérdida que sufrió el Partido Conservador en el Gobierno.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: