June Turner se volvió famosa en el Reino Unido por su valentía (Foto: Captura de pantalla)
June Turner se volvió famosa en el Reino Unido por su valentía (Foto: Captura de pantalla)

La opción más recomendable cuando se es víctima de un asalto es resistirse, pues no hay ningún objeto material que valga más que la propia vida.

Ahora, traten de decírselo a June Turner, una abuelita de 82 años que no dudó en enfrentar al ladrón que intentó robar la tienda en la que lleva trabajando más de 45 años.

De acuerdo con medios británicos, la mujer se encontraba atendiendo su negocio cuando un hombre cubierto con un sleeping bag azul irrumpió en el lugar y le exigió el dinero de la caja registradora. Eran aproximadamente las 6.30 de la mañana del martes.

Sin embargo, la señora Turner se negó a entregar el dinero y en su lugar tomó su bastón y comenzó a darle con todo al delincuente, que en ese momento estaba detrás del mostrador.

Las cámaras de seguridad captaron a la valiente June golpeando al ladrón con su bastón de aluminio, antes de conectarle un buen bastonazo en la cabeza mientras éste buscaba la caja.

Segundos después, luego de que la abuelita cayó al suelo derribada, el intruso huyó con solo £ 50 (60 USD) y seis paquetes de cigarrillos.

En entrevista con varios medios, June reveló que estaba preparada para defender su negocio familiar "a toda costa".

La abuela, que usa un bastón para moverse después de un reemplazo de cadera hace tres años, dijo que estaba decidida a no dejar que el ladrón se saliera con la suya.

Después de que los médicos la atendieron, regresó a atender su negocio (Foto: SWNS)
Después de que los médicos la atendieron, regresó a atender su negocio (Foto: SWNS)

Increíblemente, ella regresó a atender su negocio solo media hora después después de que los paramédicos la revisaron y le atendieron un ojo morado y un par de contusiones en el brazo.

"Realmente actué por instinto. Pensé que no era justo que tuviera el dinero por el que trabajamos tanto, de esa manera tan fácil y cobarde", dijo la señora Turner.

"Desearía haber tenido a la mano algo un poco más útil, así podría haberlo noquearlo y acabarlo". 

"Realmente no sé lo que estaba pasando por mi cabeza, pero sabía que tenía que defender el negocio a como diera lugar. Estaba decidida a protegerme a mí misma y a nuestra tienda".

La abuelita dijo que estaba decidida a no dejar que el ladrón se saliera con la suya (Foto: SWNS)
La abuelita dijo que estaba decidida a no dejar que el ladrón se saliera con la suya (Foto: SWNS)

La señora June dijo que al principio pensó que se trataba de una broma, pues el hombre entró con una manta a su alrededor y solo se le alcanzaban a ver los ojos.

"Pensé que era una especie de broma, pero luego se acercó al mostrador y dijo 'Quiero tu dinero".

"En ese momento no pude encontrar el botón de pánico, así que agarré mi palo y le di con todas mis fuerzas. Fui un infierno en ese momento para él."

June, que solía trabajar para una empresa de azulejos antes de hacerse cargo de la tienda en 1974, permaneció en el piso hasta que un cliente habitual llamado Craig entró y marcó el 999.

"Trabajamos de 5 am a 6pm los siete días de la semana. No necesitamos basura que llegue a robarnos. Aparentemente estaba sentado en el escalón de afuera mirando quién entraba y salía. Entró después de que mi hijo se había ido a entregar unos papeles. Sabía lo que iba a hacer, pero no será tan afortunado la próxima vez", sentenció la señora Turner.

La policía de Stoke-On-Trent describió al sospechoso como un hombre joven, de entre 25 y 30 años, con un bigote rubio y un chándal negro.