El insólito momento en que un cocodrilo le arrebata su botín a un pescador

Los cocodrilos macho de agua salada pueden llegar a crecer hasta 6 metros de largo y pesar más de una tonelada (Foto: captura de pantalla)
Los cocodrilos macho de agua salada pueden llegar a crecer hasta 6 metros de largo y pesar más de una tonelada (Foto: captura de pantalla)

Una pareja de pescadores se quedó boquiabierta cuando un enorme cocodrilo de agua salada salió de un río y les robó su captura descaradamente.

El video del encuentro salvaje fue capturado en Cahills Crossing, una área del Parque Nacional Kakadu (Australia), conocida por su densa población de cocodrilos

La pareja iba a toda velocidad a reclamar su pesca cuando de pronto sus pasos se detuvieron de súbito; y entonces comenzaron a caminar en reversa. La razón era un reptil con los ojos bien puestos en el pez que habían acabado de pescar.

Aunque al principio uno de los pescadores intentó competir por el premio, fue el animal el que tuvo más agallas y determinación. Y para demostrarlo, basta ver cómo devoró al pez mientras miraba a los pescadores con total parsimonia.

Aquel sitio es famoso en el parque nacional no solo por ser la casa de numerosos depredadores, sino también por la afluencia constante de turistas, a pesar de la evidente peligrosidad.

Sin embargo, tal vez los datos del Gobierno australiano demuestren el porqué: los ataques de cocodrilos son raros, con menos de una persona muerta en promedio cada año.

Los cocodrilos macho de agua salada pueden llegar a crecer hasta 6 metros de largo y pesar más de una tonelada.

Los expertos estiman que hay hasta 200 mil cocodrilos de agua salada que viven en Australia, principalmente en el Territorio del Norte y el Extremo Norte de Queensland.

Hace un par de meses le ocurrió algo similar a un pescador, curiosamente, también en Australia.

Sin embargo, su caso fue más aterrador porque el cocodrilo lo  persiguió varios metros para robarle su captura.

El hombre, conocido solo como Daniel, estaba pescando con amigos en un arroyo de Outback, cuando su caña de pescar se tensó repentinamente.

"Vamos Daniel, mantén la presión", dijo uno de sus amigos al fondo, mientras Daniel luchaba por ganarle la pesca al enorme cocodrilo.

La emoción se convirtió rápidamente en miedo cuando tiró del pez, que se cree que es un barramundi, pues el gran reptil lo lo comenzó a seguir rápidamente.

"¡Corre hermano, corre, corre Daniel!", gritó su amigo aterrorizado. "Mantén la presión … no! ¡No! ¡Es muy grande! Se lo está tragando, todo se ha arruinado".

"Todos necesitamos un compañero como el de Daniel. Le estaba dando buenos consejos de pesca y lo mantenía a salvo. Estaba compartiendo lo alto y lo devastador y lo grabó en video para que lo disfrutemos", escribió un usuario de las redes sociales. "Esta es la mayor confirmación de los estereotipos australianos", agregó otro.