Un F-16 de la Fuerza Aérea de Taiwán fotografiado en 2014. El gobierno se prepara comprar un nuevo lote de 66 de estas aeronaves, en su versión más avanzada (AP/Wally Santana)
Un F-16 de la Fuerza Aérea de Taiwán fotografiado en 2014. El gobierno se prepara comprar un nuevo lote de 66 de estas aeronaves, en su versión más avanzada (AP/Wally Santana)

China condenó este miércoles la venta por parte de Estados Unidos de 66 cazas Lockheed Martin F-16 a Taiwán y prometió sancionar a las empresas estadounidenses implicadas en este contrato, en medio de una escalada entre Beijing y Taipei.

"China tomará todas las medidas necesarias para proteger sus intereses, incluido imponiendo sanciones a las empresas estadounidenses implicadas en esta venta de armas a Taiwán", declaró durante una rueda de prensa el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Gen Shuang.

Estados Unidos había anunciado el martes la concesión de estos aparatos a la isla por una suma estimada en 8.000 millones de dólares, un mes después de otra polémica venta de armas.

Un F-16 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos durante una demostración. La venta a Taiwán está valuada en 8.000 millones de dólares  (AP/Aijaz Rahi)
Un F-16 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos durante una demostración. La venta a Taiwán está valuada en 8.000 millones de dólares  (AP/Aijaz Rahi)

Estos contratos se producen en medio de la escalada de tensiones entre Beijing y Washington tras meses de guerra comercial, pero también a medida que las relaciones entre China y Taiwán, a la que considera una provincia rebelde, empeoran y también mientras el gobierno chino intenta aplacar una ola de protestas en Hong Kong.

La venta es "una injerencia grave en nuestros asuntos internos y socava nuestra soberanía y nuestros intereses en materia de seguridad", dijo el portavoz chino.

La República Popular China considera a Taiwán como una de sus provincias y se considera cómo el único estado con legitimidad. La isla está dirigida por un régimen rival que se refugió en el territorio después de que los comunistas llegaran al poder en el continente en 1949, tras la guerra civil china. Así, Taiwán se hace llamar República de China y también reclama ser el gobierno legítimo.

Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán (Reuters)
Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán (Reuters)

La ONU no reconoce a Taiwán como un Estado independiente. Y Beijing amenaza con hacer uso de la fuerza en caso de que Taipei haga una proclamación formal de independencia o en caso de intervención exterior, especialmente de Washington.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, indicó el martes que el presidente Donald Trump había aprobado la venta, después de que el Congreso hubiera sido oficialmente informado la semana pasada.

China afirma que emitió una protesta diplomática contra el acuerdo y exhortó el miércoles a Estados Unidos a "renunciar inmediatamente a este proyecto de venta de armas, a cesar de vender armas a Taiwán y a cortar los contactos militares" con la isla.

Taiwán dispone ya de una flota de F-16 comprados en 1982. El acuerdo alcanzado con Washington es para aparatos más recientes, equipados de nuevas tecnologías y de armas modernizadas.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: