El hombre recibió una indemnización por el error del personal (Foto: Leicester Royal Infirmary)
El hombre recibió una indemnización por el error del personal (Foto: Leicester Royal Infirmary)

Un hombre que fue a realizarse una operación en la vejiga salió del hospital con 20.000 libras (USD 24.324) en el bolsillo.

Los médicos decidieron compensarlo luego de haberlo circuncidado por error.

Terry Brazier perdió su prepucio a los 70 años debido al error de una enfermera de Leicester, Inglaterra, que confundió sus papeles con los de otro paciente.

Según los medios locales, Brazier nunca notó que le estaban realizando el procedimiento incorrecto debido a que estaba distraído hablando con las enfermeras.

Terry Brazier fue circuncidado por error (Foto: Mirrorpix)
Terry Brazier fue circuncidado por error (Foto: Mirrorpix)

El hombre había ido al hospital para una cistoscopia, un procedimiento que consiste en insertar un tubo delgado con una cámara diminuta en la uretra.

La cistoscopia se utiliza para diagnosticar, controlar y tratar las afecciones que afectan la vejiga y la uretra, como infecciones urinarias, cáncer de vejiga e inflamación (cistitis).

Sin embargo, después de que los médicos recibieron el expediente incorrecto, lo circuncidaron por accidente.

El hombre jubilado ni siquiera se había enterado de lo ocurrido. Avergonzados, los doctores se quedaron sin remedio y no tuvieron más alternativa que confesarle su pequeño error.

"La enfermera estaba a mi lado y estábamos conversando. No sabía que estaba pasando", explicó el hombre al Daily Star. "Fue una verdadera sorpresa".

Leicester Royal Infirmary (Foto: Newsteam SWNS)
Leicester Royal Infirmary (Foto: Newsteam SWNS)

Andre Furlong, director general de los hospitales de Leicester, dijo lo siguiente: "Estamos profundamente apenados y realmente lamentamos que haya ocurrido un error así. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para pedirle una vez más con el Sr. Brazier".

"Nos tomamos muy en serio los accidentes de este tipo y en todos los casos procuramos realizar una investigación exhaustiva para asegurarnos de aprender de nuestros errores y evitar que vuelvan a suceder".

Respecto a la compensación de 20.000 libras que recibió el Sr. Terry Brazier, el director dijo que "Si bien el dinero nunca puede deshacer lo que sucedió, esperamos que este pago proporcione alguna indemnización".

Además de ser una práctica religiosa común en el judaísmo, el islam y algunas comunidades africanas, la circuncisión también es un tratamiento médico habitual, sobre todo en aquellos casos que padecen dificultades como la fimosis.

(Getty)
(Getty)

También hay evidencia científica que prueba que los hombres circuncidados tienen menos probabilidades de contraer infecciones en el tracto urinario o de contraer alguna infección de transmisión sexual, incluido el VIH.

Algunas veces se ha inventado que la circuncisión hace que sea más difícil para los hombres disfrutar del sexo, pero un estudio realizado en 2008 en Kenia en el que participaron 2.800 hombres concluyó que aquellos a quienes se les había extirpado el prepucio no experimentaban disfunción sexual y, en cambio, muchos informaron que era más fácil alcanzar el orgasmo.