Pedro Sánchez, en un debate parlamentario (REUTERS/Sergio Perez)
Pedro Sánchez, en un debate parlamentario (REUTERS/Sergio Perez)

El presidente del gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, no logró la mayoría absoluta este martes en una votación parlamentaria para formar un nuevo ejecutivo, por lo que apunta a lograr el objetivo en un segundo intento el jueves.

El Partido Socialista ganó las elecciones generales del 28 de abril, pero sacó 123 escaños, lejos de los 176 escaños que otorgan la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados, por lo que necesita a los 42 de Podemos y a los de otros partidos, entre ellos los independentistas catalanes, para alcanzar la cifra necesaria.

En el voto de este martes, Sánchez tuvo 124 votos a favor y 170 en contra, con 52 abstenciones.

Ahora los socialistas tendrán otras 48 horas para alcanzar un acuerdo con Podemos (y otros partidos más pequeños), que significaría la primera coalición de gobierno de izquierdas en España desde 1936, el año que estalló la Guerra Civil.

Sin perspectivas de triunfo para este martes, el PSOE apuesta sus fichas a lograr la mayoría el jueves (Reuters)
Sin perspectivas de triunfo para este martes, el PSOE apuesta sus fichas a lograr la mayoría el jueves (Reuters)

Hasta ahora, el dirigente socialista no ha logrado convencer al que podría ser su socio principal. "En este momento nosotros estamos en el no, porque no se ha movido absolutamente nada el Partido Socialista", declaró Ione Belarra, una dirigente de Podemos. No obstante, aclaró que "el Partido Socialista aún tiene tiempo de rectificar", a la espera de mayores gestos de acercamiento.

El jueves se celebrará una segunda votación en la que Sánchez necesitará una mayoría simple, más votos a favor que en contra.

Para entonces, el PSOE también necesitaría el apoyo o abstención de otros partidos nacionalistas o regionalistas.

(Con información de EFE y AP)