Pedro Sánchez, presidente en funciones que busca ser investido para un nuevo mandato
Pedro Sánchez, presidente en funciones que busca ser investido para un nuevo mandato

El líder socialista español, Pedro Sánchez, cerró este lunes su discurso de investidura ante el Congreso español apelando a la coalición de izquierda Unidas Podemos (UP) a cerrar un acuerdo con su partido (PSOE) que le permita convertirse en presidente tras ganar en las eleccion del 28 de abril, al mismo solicitando a la oposición que "facilite la formación de un gobierno".

"Tenemos la posibilidad de sacar adelante todo aquello en lo que coincidimos:  la promesa de la izquierda, un progreso ecológicamente sostenible y la distribución justa de ese progreso", dijo en su sesión de investidura, tras lo cual llamó a UP a "unir fuerzas para cambiar la historia de España".

Sánchez fue el vencedor de las elecciones generales del 28 de abril, aunque sin una mayoría suficiente, por lo que el PSOE espera cerrar un pacto con UP que le permita conservar el poder. Mientras continúan las negociaciones el político socialista ejerciendo el poder transitoriamente.

Después de que los socialistas calificaran UP como "socios preferentes", las relaciones entre ambos partidos se tensaron por la exigencia del líder de la coalición, Pablo Iglesias, de formar parte del Gobierno, algo que Sánchez no aceptaba y llegó a considerar que eso era el "escollo" para acordar un posible Ejecutivo de coalición.

Pablo Iglesias, líder de Podemos (OSCAR DEL POZO / AFP)
Pablo Iglesias, líder de Podemos (OSCAR DEL POZO / AFP)

La renuncia de Iglesias a su propia ambición de ser parte del gobierno allanó el camino, aunque las negociaciones aún no están cerradas, a pocas horas del comiendo del debate.

En ese contexto Sánchez ofreció aumentar nuevamente el salario mínimo, elevado a 1.050 euros mensuales desde enero, reindexar las pensiones a la inflación o consagrar el 5% del PIB a la educación. Eso sí, manteniendo los objetivos de reducción del déficit y la deuda al 2% y 95,8% del PIB para fin de año.

También prometió la derogación de una controvertida ley de seguridad, la legalización de la eutanasia, el control del encarecimiento del alquiler o una ley para luchar contra el cambio climático.

Si finalmente se llega a un acuerdo, los 123 diputados del PSOE se unirían a los 42 de UP y Sánchez rebasaría los "noes" seguros de los partidos de centro, derecha y extrema derecha (PP, Cs y Vox), pero le faltaría el apoyo expreso o la abstención de otros partidos nacionalistas y regionalistas, con la vista puesta en ERC (independentistas catalanes de izquierda) y el PVN (nacionalistas catalanes).

Sánchez ofreció su discurso de investidura frente al Congreso reunido (REUTERS)
Sánchez ofreció su discurso de investidura frente al Congreso reunido (REUTERS)

Durante su discurso Sánchez se refirió específicamente al líder del opositor Partido Popular, Pablo Casado, pidiéndole que "se abstenga y que facilite la formación de un gobierno. Haga caso también a su electorado", según reportó La Vanguardia. "Usted elige, estabilidad o elecciones", agregó.

El debate comenzó a mediodía con un discurso del candidato, Pedro Sánchez, que no tiene límite de tiempo para detallar su programa de gobierno, y por la tarde intervendrán los líderes de los grupos, que tomarán la palabra según el número de escaños, de mayor a menor, comenzando por el conservador Partido Popular (PP).

El debate continuará mañana por la mañana y se cerrará con la intervención del portavoz socialista, antes de la votación.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ofrece su discurso (OSCAR DEL POZO / AFP)
El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ofrece su discurso (OSCAR DEL POZO / AFP)

Sánchez necesitará mayoría absoluta (176 votos a favor de los 350 diputados de la Cámara) y si no los consigue el jueves habría una segunda votación, en la que el candidato socialista solo necesitaría mayoría simple (más síes que noes).

Pedro Sánchez ya intentó sin éxito en marzo de 2016 su investidura como jefe del Gobierno, en aquella ocasión con el apoyo del partido liberal Ciudadanos, pero fracasó debido al voto negativo de Podemos, que ni siquiera optó por la abstención.

Finalmente, el líder socialista llegó a la jefatura del Ejecutivo tras la moción de censura que en junio del año pasado desplazó al anterior presidente, el conservador Mariano Rajoy (PP).

Con información de EFE y AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: