Ursula von der Leyen durante su discurso ante el Parlamento Europeo (REUTERS/Vincent Kessler)
Ursula von der Leyen durante su discurso ante el Parlamento Europeo (REUTERS/Vincent Kessler)

La candidata a presidir la Comisión Europea, la conservadora alemana Ursula von der Leyen, expresó su disposición a un nuevo aplazamiento de la retirada de Reino Unido de la Unión Europea (UE), prevista actualmente el 31 de octubre, si hay "una buena razón".

"Estoy lista para una nueva extensión de la fecha de retirada si se necesita más tiempo por una buena razón", agregó Von der Leyen durante su debate de investidura ante los eurodiputados reunidos en Estrasburgo (noreste de Francia).

La fecha de salida de Reino Unido de la UE está prevista actualmente el 31 de octubre y, de consumarse, será la víspera de que Von der Leyen asuma sus funciones al frente de la Comisión, si la alemana logra el apoyo de la Eurocámara.

El Parlamento británico ya ha rechazado en tres ocasiones el acuerdo de divorcio, un bloqueo que obligó a la primera ministra británica, Theresa May, a pedir dos prórrogas de la fecha y a presentar finalmente su dimisión.

Su Partido Conservador debe designar a fines de julio a su sucesor al frente del gobierno y del partido entre el ex canciller Boris Johnson y al actual responsable de Exteriores Jeremy Hunt.

Johnson, favorito para la sucesión, subrayó su intención de renegociar el acuerdo de salida, algo que la UE rechaza, e, incluso, a sacar a su país del bloque el 31 de octubre, sin un pacto, un escenario temido por los ambientes económicos.

Compromiso a que la UE sea neutra para el clima en 2050

Ursula von der Leyen también se comprometió este martes a que Europa sea el primer continente neutral para el medio ambiente en el año 2050, a la vez que subrayó la creencia en el multilateralismo de la Unión Europea.

"Yo quiero que Europa sea el primer continente neutral en términos de clima en el año 2050", declaró la política.

Convertirse en un continente climáticamente neutral consistiría en que para 2050 el club comunitario no emitiera a la atmósfera más sustancias contaminantes de las que pueda absorber el territorio.

(REUTERS/Vincent Kessler)
(REUTERS/Vincent Kessler)

"Para que esto ocurra, tenemos que ser audaces. Nuestro actual objetivo de reducir las emisiones en un 40 % hasta el 2030 es insuficiente. Tenemos que ir más allá, tenemos que ambicionar más. Se necesita un enfoque en dos pasos para reducir las emisiones de CO2 hasta el 2030 hasta un 50 o incluso 55 %", explicó.

Añadió que la Unión Europea será "el paladín en las negociaciones internacionales para aumentar el nivel de ambición de otras economías" porque, según expuso, "para que haya un impacto positivo, no solo tenemos que ser ambiciosos" en la UE.

"Voy a proponer una nueva política verde para Europa en los primeros 100 días de mi mandato. Voy a proponer la primera ley europea para el clima que va a traducir los objetivos para el 2050 en leyes concretas", anunció.

Señalo que esa "ambición" necesita "inversiones a gran escala" y que no serán suficientes los fondos públicos.

"Voy a proponer un plan de inversión para una Europa sostenible y voy a convertir parte del Banco Europeo de Inversiones en un Banco Climático. Esto desbloqueará un billón de euros de inversión en la próxima década", anticipó, y adelantó que habrá cambios y que todos los sectores económicos y ciudadanos tendrán que contribuir, desde la aviación hasta el transporte marítimo, así como "el modo en que cada uno de nosotros viaja y vive".

"Las emisiones deben tener un precio que cambie nuestro comportamiento. Para completar este trabajo y garantizar que las empresas compiten en igualdad de condiciones introduciré un impuesto sobre el carbono en la frontera para evitar la fuga de carbono", completó.

Destacó que el "desarrollo más urgente es mantener nuestro planeta en estado sano", lo que consideró la "mayor responsabilidad y oportunidad" en la actualidad.

Por otro lado, defendió que la Unión Europea responda a desafíos como el envejecimiento de la población, la crisis climática o la digitalización mediante el multilateralismo.

"Ha habido distintas formas de responder a estas tendencias: algunos se orientan hacia regímenes autoritarios. Otros están comprándose una influencia global y crean dependencias invirtiendo en puertos y carreteras y otros se tornan hacia el proteccionismo. Para nosotros, ninguna de estas opciones vale. Nosotros queremos multilateralismo, comercio justo", apuntó, y mostró su preferencia por "el orden basado en reglas".

"Lo tenemos que hacer a la europea", dijo, e instó a mantener la unidad entre los Estados miembros de la UE.

En materia migratoria, aseguró que "salvar vidas en el mar es una obligación".

Ursula von der Leyen, hasta ahora ministra de Defensa alemana, necesita este martes el apoyo de la mayoría absoluta de la Eurocámara para convertirse el 1 de noviembre en la primera mujer que preside la Comisión Europea.

(Con información de AFP)