El índice S&P 500 alcanzó un nuevo máximo histórico el lunes 1 de julio de 2019. (AP)
El índice S&P 500 alcanzó un nuevo máximo histórico el lunes 1 de julio de 2019. (AP)

Wall Street abrió este lunes con ganancias y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía un 0,93 %, en una jornada optimista tras el deshielo comercial entre EE.UU. y China, que ha llevado al indicador S&P 500 a niveles récord en un arranque de la sesión que ha beneficiado mucho a las tecnológicas.

Media hora después del comienzo de las operaciones, el Dow Jones sumaba 251,32 puntos, hasta 26.851,28, mientras que el selectivo S&P 500 avanzaba un 1,07 % o 31,37 unidades, hasta 2.974,13.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan los principales grupos tecnológicos, era el que más subía con un alza del 1,57 % o 125,76 puntos, hasta 8.132,01.

El parqué neoyorquino encara el inicio de la semana y el mes con optimismo, y las acciones subieron después de que Estados Unidos y China acordaran este fin de semana postergar la aplicación de aranceles adicionales a sus productos en un esfuerzo por reanudar las conversaciones comerciales.

El S&P 500 cerró 0.8 % por encima de su precio de apertura a 2,964.33, superando su récord anterior de 2.954,18 puntos, mientras que el Dow subió un 0,4% hasta 26.717,43.

El S&P 500 repuntó más del 17 % en 2019, logrando su mejor primer semestre en más de 20 años.

Donald Trump y Xi Jinping (Reuters)
Donald Trump y Xi Jinping (Reuters)

El pasado sábado, el presidente Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, acordaron una nueva tregua en su guerra comercial por la que Washington frenó la imposición de nuevos aranceles a China y accedió a permitir que las empresas estadounidenses vendan productos a la tecnológica Huawei.

Durante una reunión de más de una hora en la ciudad japonesa de Osaka, donde ambos participaron en la cumbre del G20, Trump y Xi accedieron a reanudar las negociaciones comerciales y aparcaron la amenaza estadounidense de extender sus aranceles a todas las importaciones chinas.

"Vamos a trabajar con China desde donde nos habíamos quedado para ver si podemos llegar a un acuerdo", dijo Trump en una conferencia de prensa al término de la cumbre en Osaka.

Trump había amenazado con imponer aranceles de entre el 10 % o el 25 % a unos 325.000 millones de dólares en importaciones chinas, lo que había alarmado a los mercados internacionales y a numerosas empresas estadounidenses, que temían aumentos de precios en algunos de los productos preferidos por los consumidores.

El acuerdo con Xi implica que esos gravámenes están fuera de la mesa por ahora, pero EE.UU. mantiene en vigor sus aranceles a productos chinos por valor de 250.000 millones de dólares, y China conserva sus gravámenes a importaciones estadounidenses por 110.000 millones de dólares.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: