EL general Amir Baram, jefe del Comando Norte de las Fuerzas de Defensa de Israel
EL general Amir Baram, jefe del Comando Norte de las Fuerzas de Defensa de Israel

Nota publicada por Aurora

El jefe del Comando Norte, general Amir Baram, destacó que "la lealtad de Hezbollah fue y sigue siendo hacia el líder supremo de Irán y no hacia los ciudadanos del Líbano. Como consecuencia directa, el Estado libanés podría pagar un precio caro en la próxima guerra por su colaboración con el terrorismo chií". Baram pronunció estos comentarios durante una ceremonia para marcar el decimotercer aniversario de la Segunda Guerra del Líbano.

"Hezbollah continúa afianzando sus fuerzas en el sur del Líbano violando la resolución de la ONU. Construye deliberadamente dentro de las aldeas próximas a la frontera una infraestructura del terror y cohetes para probarnos y amenazarnos también con fuerzas ofensivas", añadió Baram. "La organización debe entender que no le permitiremos concretar los planes y las aspiraciones de destrucción suyas y de su patrono, Irán".

El oficial explicó que las Fuerzas de Defensa de Israel seguirán actuando para desbaratar los esfuerzos de Hezbollah de amenazar a Israel y advirtió que "si se nos fuerza a una guerra, extraeremos un precio muy caro a esa organización y a quienes le brindan cobertura en todos los lugares que se precise".

Hace dos semanas, las FDI destruyeron el túnel "de bandera" de Hezbollah que fue detectado durante la Operación Escudo del Norte en enero pasado.

El túnel transfronterizo tiene 80 metros de profundidad, lo que equivale a un edificio de 22 pisos construido bajo tierra. El túnel tenía siete metros de altura. Se trata del corredor subterráneo más largo encontrado hasta ahora. Las fuerzas del Cuerpo de Ingenieros de las FDI lo neutralizaron vertiendo toneladas de hormigón armado en el mismo.

El túnel de ataque permitía a los terroristas una estancia prolongada. Su entrada estaba ubicada en la aldea libanesa de Ramiyah y su salida del lado israelí cerca de las comunidades de Shtula y Zarit. El aparato de seguridad estima que Hezbollah había preparado el túnel para que en el momento de recibir la orden introducir miles de terroristas de la "Fuerza Radwan", una unidad especial, en el marco del plan del líder del grupo terrorista, jeque Hassan Nasrallah, para conquistar la Galilea. Los efectivos de la organización subirían las escaleras del túnel, penetrarían en el territorio israelí y correrían hacia las posiciones de las FDI y de las comunidades cercanas para conquistarlas, asesinar decenas de israelíes y tomar rehenes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: