La ambición de Rusia de convertirse en un actor mundial en el mercado de los pollos se está beneficiando del virus que ha diezmado las cabezas de cerdos en China.

Por primera vez desde la era soviética, Rusia está enviando aves de corral a China. El mercado de alternativas más baratas a la carne de cerdo se está abriendo, ya que los analistas dicen que China podría perder el 30% de sus cerdos como consecuencia de la peste porcina africana. La medida podría ser un gran paso adelante para la industria avícola rusa, que quiere convertirse en un proveedor importante para más países.

Probablemente llevará tiempo competir seriamente contra grandes exportadores como Estados Unidos, Brasil y la Unión Europea, pero la venta de alitas de pollo el mes pasado podría ser una advertencia de que habrá más competencia para los exportadores que esperan aumentar sus envíos a China. Después de duplicar la producción de aves de corral en los diez últimos años para clasificarse como el productor número 6, es posible que Rusia ya pueda satisfacer parte de las necesidades de China. Por ejemplo, sus exportaciones de pollo el año pasado fueron iguales a una tercera parte de las importaciones chinas.

"Esperamos que China esté entre nuestros principales clientes", dijo Andrei Terekhin, jefe del departamento de exportación de la rusa Cherkizovo Group, que planea enviar aves de corral a China pronto. "La situación es favorable para la entrada al mercado".

Rusia aún importa algo más de pollo de lo que exporta, y hasta principios de esta década no produjo suficiente pollo para garantizar las ventas a China. Pero después de seis años de conversaciones, empañadas por brotes rusos de gripe aviar, China acordó el año pasado permitir las importaciones.

Miratorg Agribusiness Holding envió 54 toneladas de alas a China en abril, y la Asociación Nacional Rusa de la Carne dijo que el país podría enviar decenas de miles de toneladas allí dentro de unos años.

China tendrá que importar más carne de cerdo y otras alternativas por los brotes de peste porcina africana, que se ha extendido a los países vecinos y ha obligado al sacrificio de más de 1 millón de cerdos. Las importaciones de aves de corral del país aumentarán un 68% a 575.000 toneladas este año, según las previsiones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

En comparación con el pollo, Rusia es un exportador aún más pequeño de cerdo, pero también quiere comenzar a exportar esa carne a China, Japón y Corea del Sur en un futuro. Las conversaciones chino-rusas continúan a medida que Rusia hace frente a sus propios brotes de peste porcina africana.

Fuente: Bloomberg