Los paramédicos que lo encontraron lo dieron por muerto (Foto: Ospedale Molinette)
Los paramédicos que lo encontraron lo dieron por muerto (Foto: Ospedale Molinette)

Cuando lo vieron, las autoridades lo dieron por muerto. Todos los pronósticos apuntaban hacia lo peor. Nadie pensó en la posibilidad de que aquel hombre sobreviviera después de que una flecha de 30 centímetros se le había clavado directo en el corazón.

Eran alrededor de las 10 de la noche de ayer, lunes 20 de mayo, cuando el paciente de 47 años llegó al hospital Molinette de Turín, Italia. El hombre, aún consciente, había sido trasladado en helicóptero desde Aosta.

Los doctores no tardaron en descubrir que la flecha le había dañado el ventrículo izquierdo de lado a lado, y que la punta se había clavado en su pulmón izquierdo.

Los paramédicos que atendieron la emergencia decidieron que lo mejor era no extraer la flecha, pues de hacerlo se habría desencadenado una hemorragia incontrolable que hubiera terminado por dar muerte al paciente.

La punta se le clavó en el pulmón izquierdo (Foto: Ospedale Molinette)
La punta se le clavó en el pulmón izquierdo (Foto: Ospedale Molinette)

Ya en el centro médico, un equipo de cirugía cardiaca pudo salvar la vida del hombre.

Según los medios locales, tras establecer la circulación necesaria para apoyar las funciones cardiorespiratorias, los médicos pudieron extraer la flecha del corazón. El paciente fue extubado y, horas después, despertó.

Los médicos dijeron que el procedimiento "extraordinario" había sido todo un éxito.

Sin embargo, a pesar de que todo parecía ir bien, los doctores descubrieron algo que no tenían previsto. De acuerdo con las entrevistas que se le realizaron al paciente, todo parece indicar que él mismo accionó la ballesta.

Hasta ahora no se ha brindado mayor información al respecto, pero la hipótesis más clara parece apuntar hacia un intento de suicidio.

El misterioso caso de cinco personas que fueron asesinadas con una ballesta en Alemania

Un agente entra a la escena en la que fueron halladas muertas dos mujeres, en conexión con los cadáveres encontrados el sábado (AP)
Un agente entra a la escena en la que fueron halladas muertas dos mujeres, en conexión con los cadáveres encontrados el sábado (AP)

En circunstancias que aún no han sido aclaradas, los cuerpos de cinco personas fueron hallados en Baja Sajonia, Alemania. Tres de ellos fueron encontrados en un hotel el sábado 11 de mayo, y otros dos el lunes 13 en una vivienda.

Las personas muertas en el hotel y descubiertas el sábado son una mujer de 33 años y un hombre de 53 de Renania-Palatinado, así como una mujer de 30 años, residente en Baja Sajonia. Los cuerpos de las dos primeras víctimas estaban tendidas en la cama y el de la segunda mujer en el suelo.

El hombre y la mujer estaban agarrados de la mano y tenían saetas clavadas en el cráneo y el pecho, según la prensa local. El cuerpo en el suelo solo tenía una flecha en el torso, mientras que los empleados del hotel hallaron dos ballestas en la habitación.