Volodimir Zelenski (Reuters)
Volodimir Zelenski (Reuters)

El nuevo presidente ucraniano Volodimir Zelenski convocó este martes, al día siguiente de su investidura, a elecciones legislativas anticipadas para el 21 de julio, según un decreto publicado en el sitio de la presidencia que oficializa la disolución del Parlamento.

Este documento "pone un término al poder del Parlamento", hostil al nuevo jefe de Estado y "establece legislativas anticipadas el 21 de julio".

Los comicios estaban previstos en un principio recién para el mes octubre.

Zelenski, el presidente más joven de la Ucrania postsoviética, anunció su intención de disolver el Parlamento actual, elegido en 2014, en su discurso de investidura el lunes.

Este novato en política ataca a una clase política que desconfía de él, siguiendo su promesa de campaña de "romper el sistema" y de transformar un país en guerra y con dificultades económicas.

Volodimir Zelenski busca aprovechar el impulso de su aplastante victoria (73% de los votos) en la segunda vuelta de las presidenciales en abril, para ganar las legislativas anticipadas.

Su partido "Servidor del pueblo", casi inexistente por ahora, cuenta con hasta un 40% de intención de voto por los últimos comicios.

Volodimir Zelenski en su época de comediante
Volodimir Zelenski en su época de comediante

El nuevo presidente pidió igualmente el lunes dimitir a los ministros, aunque la ley solo obliga al gobierno a irse después de las legislativas.

El primer ministro, Volodimir Groisma, en funciones desde hace tres años, anunció enseguida su dimisión, y subrayó sus desacuerdos con el nuevo presidente.

El anuncio de la disolución del Parlamento, procedimiento muy complejo y supervisado, suscitó la polémica: algunos expertos y políticos denuncian esta decisión como anticonstitucional y llaman a Zelenski a que abandone la idea.

Una posibilidad para las reformas

El analista político Volodimir Fessenko dijo que "Zelensky muestra su voluntad política e impone su guión" a los adversarios.

El centro de análisis Eurasia Group, con sede en Nueva York, considera por su parte que las legislativas anticipadas "pueden contribuir a avanzar el programa de reformas de Zelensky de manera más rápida y eficaz".

En medio de las convulsiones políticas, una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuya ayuda es crucial para Ucrania, comenzó el martes su trabajo en el país para discutir sobre el desbloqueo de un nuevo tramo de ayuda de 1.300 millones de dólares (1.200 millones de euros).

Volodimir Zelenski (Vladyslav Musiienko/Ukrainian Governmental Press Service/Handout via REUTERS ATTENTION EDITORS)
Volodimir Zelenski (Vladyslav Musiienko/Ukrainian Governmental Press Service/Handout via REUTERS ATTENTION EDITORS)

Estas negociaciones pueden ser ensombrecidas por la renuncia del Primer ministro, que debe oficializarse el miércoles. Según Eurasia Group, el FMI no desbloqueará probablemente su ayuda antes de de saber el nombre del futuro Primer ministro.

Por el contrario, si el presidente ucraniano logra hacer votar rápidamente a los diputados una ley anticorrupción que criminalice el enriquecimiento ilegal, como les pidió el lunes, eso podría "ayudar a que avance el programa del FMI", agrega Eurasia Group.

Ania Tsoukanova para AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: