Dos cajas de cera para depilar, una lima eléctrica para los pies y un vibrador, son los obsequios que recibieron las ganadoras del campeonato de Asturias de Squash, junto con su trofeo en España. Este kit sólo fue recibido por las competidoras, ya que a sus pares masculinos sólo les entregaron el reconocimiento.

Elisabet Sadó Garriga, la campeona; Olaya Fernández Lence, subcampeona; Marina Arraiza Mier, el tercer lugar, y Cristina Barandica Fernández, la cuarta clasificada, mostraron su sorpresa cuando en pleno podio miembros del club deportivo les entregaron el kit para depilar, después de recibir su trofeo de manos de Nacho Manzano, presidente del Squash Oviedo.

"Imagínate sus caras. En un primer momento, se quedaron flipando, sin saber casi cómo reaccionar, y, después, más calmadas, redactaron una carta en la que mostraban su indignación y denunciaban los hechos", declaró para El Comercio Maribel Toyos, vocal de la Federación de Squash del Principado, quien aclaró que estos premios sólo fueron obsequiados a las mujeres, ya que los hombres sólo recibieron su estatuilla.

Cuatro días después de terminada la competencia, las ganadoras pusieron una denuncia ante la Federación de Squash del Principado de Asturias donde se quejaron "por unos obsequios sexistas y fuera de lugar".

“Me gustaría que esto sirviera para que no pase nunca más y para que se tenga en cuenta que el deporte no es, ni de lejos, tan igualitario como la gente cree”, sostuvo la campeona de este torneo, Elisabet Sadó. (Foto: captura de pantalla de El Comercio)
“Me gustaría que esto sirviera para que no pase nunca más y para que se tenga en cuenta que el deporte no es, ni de lejos, tan igualitario como la gente cree”, sostuvo la campeona de este torneo, Elisabet Sadó. (Foto: captura de pantalla de El Comercio)

El asunto pronto escaló hacia el Instituto Asturiano de la Mujer que ya investiga la elección y asignación de los objetos entre los que destacan un "Pure fantasy", que tiene un costo de 29,55 euros y cuya función es "iniciar un viaje de descubrimiento hacia un sexo más satisfactorio y placentero".

"Esto atenta contra la dignidad de las mujeres, el deporte es un instrumento que tiene que trabajar por la igualdad", dijo a El País Almudena Cueto, la directora del instituto, que prepara un informe y lamentó no poder asignar una sanción porque las leyes no lo permiten.

Maribel Toyos también explicó que la Federación solicitó los trofeos al Principado, mientras que los obsequios fueron otorgados por el club organizador.

En respuesta, el Club Squash Oviedo admitió que los obsequios "fueron inapropiados y nunca debieron ser entregados", por lo que ofrecieron una disculpa a las jugadoras, al squash femenino nacional y al resto de deportistas.

Tras el escándalo, que en redes sociales fue calificado como “burdo, cavernícolas, denigrantes y de mal gusto”, fueron cesados dos directivos del club y uno de la federación (Foto: Pixabay)
Tras el escándalo, que en redes sociales fue calificado como “burdo, cavernícolas, denigrantes y de mal gusto”, fueron cesados dos directivos del club y uno de la federación (Foto: Pixabay)

Tras el escándalo, que en redes sociales fue calificado como "burdo, cavernícolas, denigrantes y de mal gusto", fueron cesados dos directivos del club y uno de la federación, entre ellos el propio presidente del Squash Oviedo, Nacho Manzano.

"Nosotros somos los primeros abochornados por lo que ha ocurrido y entendemos que los regalos no fueron los adecuados, pero nuestra intención en ningún momento ha sido ofender a nadie. Simplemente, las cosas salieron así y ellas han decidido seguir adelante con esto, así que todos tomaremos las medidas que tengamos que tomar", agregó Manzano.

"Me gustaría que esto sirviera para que no pase nunca más y para que se tenga en cuenta que el deporte no es, ni de lejos, tan igualitario como la gente cree", sostuvo la campeona de este torneo, jugadora con experiencia de más de 15 años y también trabajadora a favor de víctimas de mujeres víctimas de violencia de género, Elisabet Sadó Garriga.