Farage es el tercer líder de un partido nacionalista en recibir una lluvia de batidos, que se han convertido en una extraña arma política en Gran Bretaña.

Momento en el que le arrojan un batido a Nigel Farage en Newcastle

Otros candidatos ultranacionalistas, incluido el activista de extrema derecha Tommy Robinson, también han recibido ataques de batidos de leche durante esta campaña electoral. Robinson es el fundador y líder del La Liga de Defensa Inglesa (English Defence League), un grupo de extrema derecha​​ británico que se opone a la difusión del islamismo, la implantación de la Sharia, y la construcción de mezquitas en territorio británico.

Carl Benjamin, otro candidato del UKIP, recibió cuatro ataques con batidos solamente la semana pasada. Benjamin es una comentarista político anti-feminista y Youtuber, quien opera bajo el seudónimo Sargon of Akkad.

Los tres pertenecen a una creciente ola nacionalista que está creciendo no solamente al Reino Unido, si no que a toda Europa.

Segunda vez en la semana que le tiran un batido a Tommy Robison

En una campaña electoral en la cual el Brexit – y las crecientes dudas sobre el futuro de el Reino Unido en la Unión Europea – está en el centro del debate de los candidatos y votantes, los partidos nacionalistas han recibido mucha de esta atención. 

El gobierno actual de la Primer Ministra Theresa May presentó el domingo una nueva propuesta al parlamento sobre como llevar a cabo el Brexit.  Pero los desacuerdos entre los laboristas y conservadores han llevado a que las negociaciones parlamentarias terminaran sin consenso. Es probable que no se llegue a algún acuerdo antes de que se lleven a cabo las elecciones parlamentarias para elegir un remplazo a la Premier, quién ha dicho que va a renunciar a su puesto una vez finalizada las negociaciones.