(Bloomberg, por David Paul Morris)
(Bloomberg, por David Paul Morris)

Nike recibió una multa de 12,5 millones de euros (USD 14 millones) por parte de la Unión Europea por impedir que sus productos deportivos se vendieran en diferentes países, una medida orientada a mantener los precios altos en algunos mercados.

"Los fanáticos aprecian los productos de marca de sus equipos favoritos, como camisetas o bufandas. Nike impidió que muchos de sus licenciatarios vendan estos productos de marca en un país diferente, lo que se traduce en menos opciones y precios más altos para los consumidores", señaló la comisaria de Competencia de la UE, Margrethe Vestager, en una declaración enviada por correo electrónico.

La multa apunta a los productos que fabrica Nike para equipos como Barcelona, Manchester United, Juventus, Inter de Milán y AS Roma, además de camisetas de la selección nacional francesa. La sanción no considera las ventas de marca propia de Nike. La compañía obtuvo una reducción del 40 por ciento al ayudar a la UE con la investigación entregando evidencia incriminatoria.

La investigación es una de varias que buscan acabar con restricciones de ventas en línea que pueden dificultar la forma en que se comercializan productos en toda Europa. Nike también es investigada por la UE a raíz de acuerdos fiscales en Países Bajos.

La UE detalló que los acuerdos de licencia y distribución de Nike, que abarcan el período 2004-2017, impidieron que minoristas vendieran productos fuera de un país o impusieran costos adicionales si lo hacían. La compañía amenazó con poner fin a los contratos con las tiendas si sospechaba que estaban vendiendo fuera del área acordada y los vigilaba para asegurarse de que obedecían.