Militantes del partido Pheu Thai (REUTERS/Athit Perawongmetha)
Militantes del partido Pheu Thai (REUTERS/Athit Perawongmetha)

Los tailandeses acudieron este domingo a votar en unas elecciones legislativas en un ambiente de ilusión tras casi cinco años de junta militar liderada por el general golpista Prayut Chan-ocha, que tomó el poder en un golpe de Estado en mayo de 2014.

Los primeros resultados oficiales fueron recibidos con sorpresa, ya que al 90% del conteo de votos otorgan la victoria a los candidatos de la junta militar, un escenario muy diferente al mostrado por los sondeos previos.

Más de 7,3 millones de electores tailandeses (de un total de 50 millones) dio su apoyo al Palang Pracharat, el partido de la junta. Tras este, el principal partido de la oposición, el Pheu Thai, había conseguido 6,8 millones de votos. Todo apunta a que ninguna formación logrará una mayoría parlamentaria.

La Comisión Electoral de Tailandia también anunció inesperadamente que retrasaba al lunes la publicación de los resultados preliminares de los comicios.

El partido prodemocracia Puea Thai ("Para los Tailandeses", que ha ganado todas las elecciones desde el 2001) lideraba el boca de urna y lograba ser la primera minoría, según un sondeo a pie de urna publicado tras el cierre de los colegios electorales. El movimiento, ligado a la familia Shinawatra, obtenía 163 de los 500 escaños de la Cámara baja, frente al promilitar Phalang Pracharat, que quedaba segundo con 96 escaños, según la encuesta de Super Poll.

Una señora deposita su voto en la urna. (Reuters)
Una señora deposita su voto en la urna. (Reuters)

Una eventual victoria de la oposición no garantizaba la derrota de los militares, ya que el nuevo primer ministro será elegido por los 500 diputados en una votación conjunta con 250 senadores, elegidos a dedo por la junta militar y que incluyen a los jefes de las fuerzas armadas.

El Partido Demócrata, cercano a la clase media-alta y élites monárquicas y militares, lograría entre 77 y 88 diputados, seguido del Bhumjaithai (entre 40 y 59 escaños) y el emergente Anakot Mai ("Nuevo Futuro"), con entre 40 y 49 diputados.

En estos comicios no se ha autorizado una "misión internacional de observadores", aunque la Delegación de la Unión Europea informó de que ha acreditado a diplomáticos para supervisar el proceso solo para informes internos.

Día elecciones en Tailandia. (REUTERS/Cory Wright)
Día elecciones en Tailandia. (REUTERS/Cory Wright)

Las elecciones se celebran después del golpe de Estado de mayo de 2014 contra un Gobierno del Puea Thai y tras retrasarse en media docena de veces.

"Me siento muy bien, hay buen ambiente. Quiero que haya más democracia", dijo a Efe Pattarapol Kumlor, un estudiante de Empresariales de 21 años, antes de votar en un colegio electoral en el templo That Thong en Bangkok.

Pattarapol indicó que su votó irá al partido emergente Anakot Mai ("Nuevo Futuro"), que ha generado mucha repercusión entre los jóvenes en parte por el carisma de su líder, el millonario y joven empresario Thanathorn Juangroongruangkit.

El universitario confesó que otros miembros de su familia votarán no obstante por los partidos del ala más conservadora: el Partido Demócrata, con gran apoyo entre las clases medias-altas, y el promilitar Phalang Pracharat, que tiene a Prayut como su cabeza de lista.

Kritsana, una vendedora ambulante de comida de 63 años, se mostró "contenta" y espera que el próximo Gobierno haga que mejore la economía, ya que lamenta que en los últimos años han bajado las ventas.

Junto con su hijo Theeratat, de 41 años, aseguró que votará por el "bando prodemocracia", que incluye principalmente al Anakot Mai y el Puea Thai (afín a la familia Shinawatra), frente a los partidos cercanos a los militares (con el Partido Demócrata y Phalang Pracharat a la cabeza).

Chad, una corredora de bolsa de 40 años, expresó su "esperanza" de que el país retorne a la democracia, al tiempo que criticó que los 250 miembros del Senado, elegidos a dedo por la junta militar, participen en la elección del futuro primer ministro junto con los 500 diputados de la Cámara baja.

Precisó que con la junta militar la economía no ha ido mal en los últimos años, aunque lamentó que hayan retrasado proyectos como el tren de alta velocidad, en su opinión, porque no tenía un rédito electoral a corto plazo.

La Comisión Electoral anunció que resultados preliminares con el 95 % de los votos se darán a conocer a partir de las 21.00 hora local (14.00 GMT), cuatro horas después del cierre de los colegios.

( REUTERS/Athit Perawongmetha)
( REUTERS/Athit Perawongmetha)

En un mensaje publicado la noche del sábado, el rey Vajiralongkorn hizo un ambiguo llamamiento a los tailandeses para que votaran por la "gente buena" capaz de impedir que los malos creen problemas.

"Por favor, tengan en cuenta las cosas importantes para gobernar en este país. Hay gente buena y mala, nadie puede cambiar a uno a ser buena persona, sino apoyar a la gente buena a gobernar el país y controlar a la gente mala para que no tenga poder y cause problemas", rezaba el mensaje del monarca.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: