Aeropuerto internacional Mehrabad (Imagen de referencia)
Aeropuerto internacional Mehrabad (Imagen de referencia)

Un avión donde viajaron unas 100 personas se incendió este martes en el aeropuerto de Mehrabad, en Teherán, cuando aún quedaban 50 pasajeros a bordo, reveló la agencia de noticias Fars.

Aproximadamente 50 pasajeros ya habían sido evacuados cuando el fuego envolvió la nave y los servicios de emergencia estaban tratando de sofocarlo. Según las autoridades, nadie resultó herido por este hecho.

Pir-Hossein Kolivand, jefe del departamento de emergencias de Teherán, dijo que el incendio se desató después de que el tren de aterrizaje de la aeronave no se abriera correctamente. Y agregó que ya está todo bajo control.

El incidente ocurrió alrededor de las 9 pm, hora local, y unas diez ambulancias fueron desplegadas a la escena.

Un incidente en Irán muy cercano al ocurrido con Ethiopian Airlines el 10 de marzo, donde murieron 157 personas (Foto: Archivo)
Un incidente en Irán muy cercano al ocurrido con Ethiopian Airlines el 10 de marzo, donde murieron 157 personas (Foto: Archivo)

Este hecho en Irán generó preocupación en los medios del mundo considerando que el pasado domingo 10 de marzo un total de 157 personas fallecieron en el accidente de un avión de la compañía Ethiopian Airlines, que se estrelló poco después de despegar de Adís Abeba con rumbo a Nairobi.

Entre las víctimas mortales, de unas 35 nacionalidades, figuran 2 ciudadanos españoles; además de 32 kenianos, 9 etíopes, 18 canadienses, 8 italianos, 8 chinos, 8 estadounidenses y 7 británicos, según reveló Tewolde.  Perdieron la vida asimismo -entre otros – 7 ciudadanos de Francia, 6 de Egipto, 5 de Holanda, 4 de la India, 4 de Eslovaquia, 3 de Austria y 2 de Marruecos; además de 4 personas que viajaban con pasaporte de las Naciones Unidas.

El piloto de Ethiopian Airlines que dirigía este vuelo siniestrado reportó problemas de "control de vuelo" tras el despegue y solicitó una pista de aterrizaje para regresar al aeropuerto de Addis Ababa. "Solicito vuelta a casa. Solicito vector (sistema de navegación) para aterrizar", dijo el piloto en aparente pánico a los controladores, según dijo a The New York Times una persona que ha revisado las comunicaciones entre la nave y la torre de control.

Las grabaciones, que aún no se han hecho públicas, indican que un minuto después del despegue el piloto habría reportado, aún con voz serena, un problema de "control de vuelo" con su aeronave, un Boeing 737 MAX 8 nuevo. En ese momento, los radares de la torre de control mostraban que el avión volaba a una altitud muy por debajo del mínimo considerado seguro durante un despegue.

Dos minutos después, según la fuente de The New York Times, el piloto, Yared Getachew, con 8.000 horas de vuelo de experiencia, habría logrado elevar la aeronave y se disponía a subir hasta los 14.000 pies (4.267 metros). Pero entonces los controladores se percataron de que la aeronave ascendía y descendía bruscamente centenares de pies y volaba a una velocidad inusualmente rápida.

Conscientes de que algún problema estaba ocurriendo, en la torre de control de Addis Ababa "empezaron a preguntarse en voz alta qué estaba haciendo el vuelo".

Los controladores ordenaron a otros dos vuelos que se acercaban al aeropuerto que permanecieran a una altura de seguridad mientras lidiaban con la emergencia cuando Getachew, con pánico, solicitó pista para devolverse.

Getachew obtuvo el permiso para aterrizar pero un minuto después el avión desapareció del radar.

En el siniestro de este vuelo, el 302 de Ethiopian Airlines con destino Nairobi, murieron 157 personas.

Las similitudes del accidente con el de otro 737 MAX 8 ocurrido en Indonesia en octubre, han provocado que los reguladores en EEUU, la Unión Europea, China, Turquía, Australia, México y Sudáfrica, entre muchos otros países, hayan suspendido los vuelos de estos aviones de Boeing hasta que se esclarezcan las causas.

Boeing, por su parte, paralizó este jueves las entregas del modelo 737 MAX 8. El gigante aeronáutico lleva acumulada esta semana una pérdida de más de 27.000 millones de dólares en capitalización de mercado.

Con información de EFE y Reuters

MÁS SOBRE ESTE TEMA: