La joven tuvo una experiencia bastante desagradable tras ponerse implantes (Foto: Facebook/ Shay McDowall)
La joven tuvo una experiencia bastante desagradable tras ponerse implantes (Foto: Facebook/ Shay McDowall)

Shay McDowall, una joven británica de 25 años, expuso las complicaciones que le trajo ponerse implantes falsos en los senos: migrañas, fatiga crónica, visión borrosa, acné severo, dolores agudos en el pecho e incluso problemas de fertilidad.

Actualmente la mujer, quien trabaja como enfermera, acaba de realizarse una operación para retirarse los implantes que, según sus propias palabras, prácticamente le estaban "envenenando" el cuerpo.

Su historia comenzó cuando tenía 18 años y decidió agrandarse los senos para "aumentar la confianza en sí misma". McDowal era copa C, pero decidió incrementarse a Copa E.

Shay no tuvo ningún problema hasta que nació su primera hija, tres años después de que se había puesto los implantes. Sin embargo, las complicaciones que tuvo en ese momento se las atribuyó al parto.
"Comenzó como una fatiga. Todos los días se sentían como una lucha", relató la joven al portal británico Daily Mail.

Shay McDowall tuvo una serie de reacciones que no esperaba en su cuerpo (Foto: Shay McDowall/ Facebook)
Shay McDowall tuvo una serie de reacciones que no esperaba en su cuerpo (Foto: Shay McDowall/ Facebook)

"Noté una disminución en mi salud poco después de que tuve que dejar de amamantar. Un implante se había desplazado, causando malestar y dolor. Los síntomas llegaron duro y rápido después de esto. Aunque durante mucho tiempo pensé que era por ser madre, en lugar de escuchar mi cuerpo."

Desde aquel momento la joven comenzó a tener síntomas como si tuviera un resfriado. También empezó a sufrir ansiedad, infecciones en la piel, dolor en las articulaciones, piel pie, bajo nivel de azúcar en la sangre e inflamaciones corporales inexplicables.

"Tenía amigos que me maquillaban y estaban sorprendidos por el tono amarillo de mi piel y lo terrible que era mi acné. Antes tenía una piel hermosa, simplemente no había explicaciones para esto", contó la joven madre.

Además de estos síntomas, la mujer explicó que por el tamaño de las bolsas empezó sufrir dolores en el cuello y la espalda.

Los implantes le provocaron algunas reacciones alérgicas; el acné fue una de ellas (Foto: Shay McDowall/ Facebook)
Los implantes le provocaron algunas reacciones alérgicas; el acné fue una de ellas (Foto: Shay McDowall/ Facebook)

Sin embargo, la gota que derramó el vaso fue cuando ella y y su esposo no pudieron concebir a su segundo hijo, a pesar de que lo habían intentado durante 18 meses. "Era hora de escuchar mi cuerpo y poner mi salud primero", explicó.

Después del nacimiento de su segunda hija, volvió a tener complicaciones durante los meses de lactancia. "Wynter rechazó mis senos y en mi corazón supe que algo no estaba bien".

Luego de investigar un poco, descubrió que sus síntomas eran el resultado de una "enfermedad del implante mamario", definida como intoxicación tóxica por implantes.

También descubrió que miles de mujeres en todo el mundo han sufrido serios problemas de salud luego de recibir implantes mamarios.
Pero a pesar de las experiencias horribles, la enfermedad no es una condición reconocida médicamente.

Así tenía los implantes cuando se los retiraron (Foto: Shay McDowall/ Facebook)
Así tenía los implantes cuando se los retiraron (Foto: Shay McDowall/ Facebook)

A partir de ese momento decidió quitarse los implantes de inmediato y cuando finalmente se los retiraron, descubrió que las bolsas de silicona estaban cubiertas de pus.

"Quiero crear conciencia para que otras mujeres no terminen en mis zapatos. Es necesario que haya más investigación sobre los efectos de los implantes mamarios ", comentó Shay McDowall.

"No importa a qué cirujano vayas, en qué país te realices el procedimiento y qué tipo de implante obtengas. Todo se basa en cómo reacciona tu cuerpo a un objeto extraño que vive dentro de ti", concluyó.