Detuvieron a cuatro jóvenes por violar a una chica de 19 años en España en Nochevieja

La joven no recordaba dónde vivía o lo que había ocurrido en las últimas horas, por lo que los agentes no descartan que los detenidos la drogaran arrojando sustancias estupefacientes en su bebida

(Foto: especial)
(Foto: especial)

En Callosa d´Ensarriá, una localidad española ubicada en Alicante, cuatro jóvenes han sido detenidos por haber agredido sexualmente a una chica de 19 años durante la celebración de Año Nuevo.

Así lo confirmaron hoy elementos de la Guardia Civil, que explicaron que los cuatro hombres, de 19, 21, 22 y 24 años, tienen nacionalidad española y ecuatoriana.

Una vecina de Callosa d´Ensarriá fue quien dio la voz de alarma. Contactó a las autoridades y explicó que en el local del sótano de una vivienda había una mujer semidesnuda rodeada por cuatro individuos. 

Patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local se desplazaron al lugar de los hechos, donde todavía permanecían tres de los agresores. Algunos testigos relataron cómo, al irrumpir los agentes en el establecimiento, encontraron a uno de los atacantes sobre la víctima, abusando sexualmente de ella. Otro de los jóvenes se apresuró a subirse rápidamente los pantalones.

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

De inmediato, los agentes procedieron a la detención de los tres atacantes y atendieron a la chica, que no era capaz de recordar dónde vivía, dónde se encontraba en ese momento, o lo que había ocurrido durante las últimas horas, por lo que las autoridades consideran, se encontraba bajo los efectos de algún estupefaciente. Además, explicó a los guardias que sentía dolor en su zona íntima.

Los tres detenidos fueron trasladados al cuartel de la Guardia Civil en Villajoyosa. Mientras, la investigación se centraba en encontrar al cuarto agresor que la denunciante reportó cuando contactó con los servicios de emergencia, y que fue capturado en un breve periodo de tiempo.

La víctima fue trasladada al Hospital Marina Baixa, donde recibió atención psicológica (Foto: especial)
La víctima fue trasladada al Hospital Marina Baixa, donde recibió atención psicológica (Foto: especial)

Ahora los cuatro jóvenes afrontarán un proceso penal, acusados de cometer presuntamente un delito de agresión sexual, dos delitos de abusos sexuales y un delito contra la intimidad. Por su parte, tras la intervención de los agentes, la víctima fue trasladada al Hospital Marina Baixa de Villajoyosa donde la atendieron los sanitarios y recibió tratamiento psicológico.

Horas antes de la agresión

De acuerdo a los datos recabados por la Guardia Civil, la víctima conocía a dos de los atacantes. Durante la celebración de Año Nuevo, los agresores se encontraron a la chica en Benidorm, Alicante. Sobre las 5 de la madrugada la convencieron para seguir la fiesta en el domicilio de un individuo que, según apunta la investigación, era conocido de la madre de la víctima.

Ella accedió y a partir de ese momento no es capaz de recordar nada de lo que ocurrió esa noche. En la vivienda particular siguieron bebiendo, hasta que uno de los anfitriones se percató de la reprobable actitud de los atacantes hacia la joven y dio la fiesta por finalizada. Los agentes creen que en ese domicilio comenzaron los abusos.

Negándose a que acabara la noche, decidieron llevarse a la víctima al local de uno de ellos. La chica de 19 años entonces se encontraba en un estado en el que no podía decidir por sí misma, y la investigación no descarta que los detenidos la drogaran sin su conocimiento, introduciendo algún estupefaciente en su bebida.

Los detenidos se encontraban de fiesta en Benidorm, y decidieron llevarse a la joven a un local en Callosa (Foto: Google Maps)
Los detenidos se encontraban de fiesta en Benidorm, y decidieron llevarse a la joven a un local en Callosa (Foto: Google Maps)

Allí, en el establecimiento de Callosa, se habría producido la violación en grupo. Los agentes que llevan el caso explicaron que uno de los detenidos ya contaba con antecedentes por violencia de género y abuso sexual hacia una menor. También sospechan que no es la primera vez que los acusados cometen una violación en grupo, y consideran que podrían ser los autores de otras dos situaciones idénticas. No rechazan, además, durante el curso de la investigación aumente el número de víctimas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: