Vahid Sayyadi Nasiri había iniciado en octubre la huelga de hambre para exigir un abogado y mejores condiciones en prisión
Vahid Sayyadi Nasiri había iniciado en octubre la huelga de hambre para exigir un abogado y mejores condiciones en prisión

Las autoridades iraníes han confirmado la muerte del activista en redes sociales Vahid Sayyadi Nasiri, quien estaba cumpliendo una sentencia por presuntos actos de sabotaje y había iniciado una huelga de hambre en prisión, informó el domingo la agencia de noticias ISNA.

Teherán se refirió a la muerte del bloggero luego de que una ONG estadounidense de Derechos Humanos reportara su deceso a causa de la huelga iniciada el 13 de octubre, aunque ISNA no hizo referencia a esta medida de fuerza y citó en cambio una enfermedad del hígado.

"El prisionero político Vahid Sayyadi Nasiri, en huelga de hambre desde el 13 de octubre de 2018 para protestar la negación del derecho a un abogado y las condiciones inhumanas en prisión, ha muerto en el hospital Shahid Beheshti de Qom", indicó el Centro para los Derechos Humanos en Irán.

Las autoridades lo acusaban de haber “insultado al Islam” en redes sociales y de ser parte de un grupo de saboteadores
Las autoridades lo acusaban de haber “insultado al Islam” en redes sociales y de ser parte de un grupo de saboteadores

ISNA en cambio citó una fuente anónima para indicar que Nasiri murió el 12 de diciembre por una enfermedad en el hígado, sin hacer mención a la huelga de hambre. El comunicado destacó también que el activista cumplía una condena por "pertenecer a un grupo monárquico y planear actos de sabotaje, incluyendo una explosión".

Por su parte el fiscal de la ciudad de Qom, Mehdi Kaheh, dijo en cambio que Nasiri estaba condenado por "insultar al Islam" en redes sociales, de acuerdo a cadena estatal IRIB. Tampoco se refirió a la medida de fuerza.

En los últimos años las autoridades iraníes han detenido a decenas de periodistas y activistas en redes sociales, muchos de los cuales han partido al exilio tras ser liberados.

La ONG Reporteros sin Fronteras reportó en noviembre que el régimen de la República Islámica había lanzando una nueva campaña de arrestos de periodistas en base a sus publicaciones en redes sociales, que resultó en decenas de interrogatorios y tres detenciones

Además, Irán rechaza cualquier crítica sobre violaciones de derechos humanos en el país, las cuales vincula a campañas internacionales de desprestigio y una falta de entendimiento de las leyes islámicas.

Con información de Reuters

MÁS SOBRE ESTE TEMA: