Shira y Amichai Ish-Ran, padres del bebé que murió a consecuencia del atentado (Foto cortesía)
Shira y Amichai Ish-Ran, padres del bebé que murió a consecuencia del atentado (Foto cortesía)

(Nota publicada en Aurora)

Amichai Ish-Ran y su esposa Shira, quienes recibieran varios disparos por parte de un terrorista en el atentado en Ofra, de la región de Biniamín en Cisjordania, y padres del bebé nacido prematuramente luego del atentado y fallecido cuatro días después, ofrecieron una emotiva conferencia de prensa celebrada en el hospital Shaarei Tzedek.

Shira, agradeció las muchas donaciones de sangre que recibió "la sangre de todo el pueblo de Israel está fluyendo por mis venas en este momento".

Su esposo, Amichai, agradeció al personal médico, a los paramédicos, a las familias y "a todo el pueblo de Israel, por ser parte de una nación que está constantemente presente y se manifiesta en el envío de cartas, mensajes, llamadas, visitas, sin parar todo el tiempo".

Los padres manifestaron que el nacimiento prematuro de su pequeño hijo logró unir al pueblo judío durante tres días en los que estuvo vivo y que esta muestra de amor les dio fuerza física y psicológica.

El entierro del bebé muerto en Ofra (Reuters)
El entierro del bebé muerto en Ofra (Reuters)

Durante el rescate de las víctimas del atentado, un paramédico del servicio de emergencia MADA (Maguen David Adom), dijo "cuando llegamos a la intersección encontramos siete personas heridas con diversos grados de lesiones. Nos dirigimos a la mujer embarazada y comprendimos la gravedad de la situación. Ver a una mujer embarazada gravemente herida no fue algo simple, durante el viaje me ayudó en todo y soportó valientemente la situación", declaró.

El doctor Alon Schwartz, cirujano principal del Centro Médico Shaare Zedek, actualizó: "Shira ya no está en peligro de muerte, pero su camino aún es largo, debo decir que es una persona muy positiva y alentadora y espero que la rehabilitación sea exitosa y lo supere pronto".

El padre del bebé fallecido expresó que el pueblo judío debería tomar en serio la importancia de la unidad ante las circunstancias vividas y permanecer unidos sin importar las diferencias de opiniones. Amichai Ish-Ran, dijo "ante todo somos hermanos y no lograrán quebrarnos. Pueden apuñalarnos, dispararnos, atropellarnos, lanzarnos piedras, asesinarnos y asesinar a nuestros hijos pero no nos vencerán, no se lo vamos a permitir".

Y añadió luego: "Nuestro bebé, Amiad Israel, logró unir al pueblo judío durante el tiempo que estuvo vivo, algo que la mayoría de la gente nunca logra hacer a lo largo de sus largas vidas".

El padre de Shira, Haim Silberstein, dijo sobre el funeral de su nieto: "Fue especialmente difícil porque Shira y Amichai no estaban allí y permanecieron en el hospital, y nos alegramos de que al menos se hubieran separado de su hijo en la Unidad de Terapia Intensiva, antes de que lograra su descanso eterno".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: