Momento en el que le falla su paracaídas a un joven de 15 años (Cortesía de Youtube)

Un teléfono celular grabó la muerte de Bogdan Firsov, un adolescente ucraniano de 15 años que saltó desde la azotea de un edificio de catorce pisos en la ciudad de Makivka.

El dispositivo que grabó el incidente se encontraba entre una multitud expectante por ver saltar al chico desde una altura de más de 40 metros.

Entre el gentío se encontraba la madre del chico, quien en todo momento alentó y animó a su hijo para que saltara desde lo alto del edifico, así lo afirmaron varios testigos a medios locales.

Bogdan Firsov no tuvo miedo. Sin pensarlo mucho extendió los brazos, espero un par de segundos y finalmente brincó desde la azotea… El único problema fue que en ningún momento se abrió su paracaídas.

Entre la multitud se encontraba la madre del chico, quien lo alentó a saltar (Foto: Facebook)
Entre la multitud se encontraba la madre del chico, quien lo alentó a saltar (Foto: Facebook)

Tal vez a más de uno le pasó la idea por la cabeza, pero ninguno de los adultos que observaron la caída hizo algo por detener al chico.

Uno de los periódicos locales que divulgaron la noticia hizo una afirmación que, de ser cierta, rompería toda la lógica del plan: "la altura más baja posible para un salto con paracaídas es de 70 metros, es decir, desde un edificio de al menos 25 pisos… Y aún así no dejaría de ser un salto peligroso", afirmó el diario.

"Una multitud de personas estaba allí y nadie trató de detenerlo. Sólo filmaron. La gente ya no es humana, ha perdido todo el sentido común", sentenció un testigo.

Bogdan Firsov tenía 15 años
Bogdan Firsov tenía 15 años

"Sucedió justo delante de mis ojos. El niño saltó con un paracaídas. Voló hacia abajo y cayó de espalda. Fue muy duro"', agregó el mismo testigo.

Otros familiares se unieron a la madre del joven para observar, filmar y fotografiar el salto. Pero ninguno desconfió del paracaídas hecho en casa.

Cuando ocurrió lo impensable, la madre estaba "tan conmocionada por la muerte de su hijo que se negó abandonar el lugar", informó el diario británico Daily Mail.

Algunos expertos mencionaron que aunque el chico hubiera utilizado un paracaídas profesional, probablemente el resultado habría sido el mismo.

El joven saltó desde un edificio de 14 pisos (Foto: Facebook)
El joven saltó desde un edificio de 14 pisos (Foto: Facebook)

La altura mínima recomendada para ejecutar un salto con paracaídas es de mínimo 100 metros de altura, aunque algunos conocedores de esta actividad recomiendan que incluso sea de 300 metros, en los casos más arriesgados.

Aproximadamente ocurren 2 millones de saltos en paracaídas al año. El número de muertes por esta actividad es 35 personas, lo que quiere decir que menos del 1% de los saltos salen mal.

De acuerdo con un informe de Px Sports, estadísticamente el paracaidismo es más seguro que conducir un coche.

Sin embargo, entre ese uno por ciento se encuentra Bogdan Firsov, quien a los pocos minutos de caer fue declarado muerto por los paramédicos que llegaron atenderlo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: