Benjamin Netanyahu (AFP)
Benjamin Netanyahu (AFP)

El Primer Ministro de Israel Benjamín Netanyahu aseguró que los terroristas palestinos que anoche abrieron fuego contra varios israelíes parados en una estación de autobús a la salida del poblado de Ofra en Cisjordania serán capturados y llevados antes la justicia.

"Nuestras fuerzas de seguridad, el servicio de seguridad Shin Bet y las FDI, están persiguiendo a estos asesinos", dijo Netanyahu según un comunicado. "Los capturarán, los llevarán ante la justicia y ajustarán nuestras cuentas".

En un discurso en la Knéset este lunes, el mandatario israelí calificó el atentado en el cual una mujer embarazada resultó herida de gravedad y debió ser sometida a una operación de cesárea para salvar a su bebé como un acto "monstruoso".

"Estos horribles terroristas intentaron asesinar a una madre y a un bebé que estaba en su vientre. Esto es algo monstruso", lamentó el líder israelí. "Todos estamos orando por el bienestar de los heridos en el ataque terrorista de anoche en Ofra. Fortalecemos a los médicos que están luchando por la vida del bebé".

La víctima de 21 años fue llevada de urgencia al hospital Shaare Tzedek en Jerusalén tras el ataque, donde las últimas noticias indican que lograron salvar al bebé, pero que nació en una operación de emergencia y que durante las horas de la noche sufrió una decaída en su situación. Los doctores advirtieron que se sospecha que el bebé haya sufrido daños neurológicos.

El Primer Ministro también desestimó la reacción de la Autoridad Palestina al incidente, diciendo que sería "demasiado esperar" que el gobierno de Ramallah condene el brutal ataque. "Por supuesto que hay celebraciones y alabanzas", dijo Netanyahu en una reunión de la facción del Likud.

"Por supuesto, no hay razón para esperar una condena por parte de la Autoridad Palestina. Ellos sólo contribuyen a la incitación aquí", agregó.

Siete personas fueron heridas por un terrorista sentado en un auto palestino que llegó por la carretera 60 de Ofra y comenzó a disparar contra civiles esperando un autobús. Además de la situación crítica de la mujer embarazada y su bebé, otras dos personas fueron heridas de forma moderada y dos de forma leve.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: