(Nota publicada en Aurora)

El terrorista palestino que acuchilló a un israelí ayer en la zona de Har Giló, al sur de Jerusalén, se entregó a las fuerzas de la Guardia de Frontera, horas después del ataque. La víctima que sufrió lesiones leves en el rostro fue dada de alta tras recibir atención médica en el Hospital Hadassah Ein Kerem de Jerusalén.

El martes al mediodía un hombre de 30 años sufrió heridas leves en el rostro y el cuello en el área de Har Gilo, cinco kilómetros al sur de Jerusalén. La víctima fue evacuada por el servicio de ambulancias del Magen David Adom (Estrella de David Roja) al Hospital Hadassah Ein Kerem. El sospechoso, un palestino, de alrededor de 20 años, huyó de la escena. Las fuerzas de seguridad lanzaron una intensa búsqueda en la zona.

Según testigos oculares el palestino, esperó que el israelí, identificado luego como Aharon Heller, saliera de un almacén de la localidad de la aldea árabe cristiana de Beit Jala y cuando estaba por ingresar a su automóvil, lo atacó por la espalda.

La Guardia de Frontera reportó que el sospechoso, un palestino de alrededor de 20 años, domiciliado en Dheisheh, se entregó a los combatientes desplegados en el puesto de control Rajel, al sur de Jerusalén. El detenido fue transferido a las fuerzas de seguridad para continuar con el interrogatorio para tratar de establecer sus motivos con certeza.

Heller relató tras el incidente: "Salí del almacén y trataba de entrar en el automóvil. De repente, salió un árabe de una callejuela, corrió hacia mí. Me acuchilló varias veces en la cara e intentó matarme. Solamente por milagro logré empujarlo y escapar. Regresé al almacén y el terrorista huyó. Los empleados de la tienda me ayudaron a llamar a la policía".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: