(Foto: twitter)
(Foto: twitter)

Go y Ken no han desistido en sus intentos de acceder al edificio (Video: @bijutsu1)

En Japón, los guardias de seguridad de un museo llevan tres años  custodiando sin descanso la entrada a sus instalaciones, pero no precisamente por evitar el acceso de criminales, sino para impedir la visita de dos felinos del vecindario. 

(Foto: twitter)
(Foto: twitter)

El Museo municipal de Onomichi, en Hiroshima, se ha vuelto viral después de compartir en twitter cómo dos gatos se niegan a abandonar su tentativa de acceder al edificio, esperando con paciencia el descuido de los vigilantes para atravesar las puertas.

(Foto: twitter)
(Foto: twitter)

La pareja de felinos más famosa en redes está integrada por el fornido Ken, de pelaje negro, y el pelirrojo Go. Su historia se ha compartido capítulo por capítulo a través de videos grabados por los empleados y visitantes del museo, que capturan los intentos frustrados de los felinos.

(Foto: twitter)
(Foto: twitter)

La lucha interminable entre los gatos locales y los guardias se remonta al año 2015, cuando el centro, en un aparente intento de captar seguidores, compartió en su cuenta oficial de Twitter una tierna foto de los gatos descansando en el exterior del edificio. "El gato del restaurante de al lado descansa en el museo", escribieron.

(Foto: twitter)
(Foto: twitter)

En ese momento aún no podían imaginar el plan que tramarían esos dulces mininos durante los siguientes tres años. Y es que desde entonces Ken y Go no han cesado en su empeño de burlar a los vigilantes haciendo uso incluso de las técnicas más infalibles.

Cuando la astuta pareja se ve sorprendida por los centinelas, se lanzan al suelo pidiendo mimos y ronroneando, ablandando a los guardias, que no pueden resistirse a la ternura de los gatos y terminan acariciándolos.

También han sucumbido a la adorable imagen de los gatos intentando entrar al edificio las decenas de miles de usuarios que cada día comparten las publicaciones del museo. El éxito de Ken y Go ha sido tal, que la tienda del museo ha lanzado una gama de productos inspirada en ellos.

(Foto: twitter)
(Foto: twitter)

Bolsas de tela, imanes, postales o llaveros en honor a Ken y Go, son solo algunos de los objetos de recuerdo que pueden comprarse durante la visita. Los souvenirs homenajean los tres años de lucha entre los gatos y los guardias.

(Foto: twitter)
(Foto: twitter)

En uno de los sacos de tela el museo inmortalizó a la pareja como si se tratase del ying y el yang. Otro de los diseños muestra a un gigantesco Go intentando atravesar las puertas del edificio, frente a un diminuto policía y junto a la leyenda "Déjame entrar" (Let me in).

Además de la línea de objetos de recuerdo, dos figuras talladas en madera homenajean a los felinos, que se han convertido en toda una atracción turística. "Se exhibirán en el pasillo de la entrada al museo, donde también tiene lugar la batalla entre los gatos y los guardias, y donde les damos la bienvenida cada mañana" anunciaron los responsables del museo en un tweet tras la inauguración de las estatuas.

(Foto: twitter)
(Foto: twitter)

A pesar de su creciente fama internacional, los gatos siguen sin poder entrar al edificio. Aún no se conoce cuál será el desenlace de esta lucha "campal" entre gatos y guardias al sur de Japón, pues unos se niegan a rendirse en sus empeños, y otros deben atenerse a las reglas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: