Kuhirwa es una gorila hembra. Sin saberlo, fue la protagonista de una de las fotos más desgarradoras de la muestra de fotografía de naturaleza "Wildlife Photographer of the Year".

El español Ricardo Núñez Montero fue quien captó la imagen con su cámara, durante su viaje a Uganda. El fotógrafo, ya habitué de este tipo de experiencias, se trasladó al parque nacional de la Selva Impenetrable de Bwindi. Allí encontró a Kuhirwa.  

En un primer momento pensó que estaba jugando con una rama. Pero no. La realidad era mucho más dura e impactante. Lo que tenía entre sus manos eran los restos de su cría.

"El guía nos explicó que ese tipo de comportamientos se da en hembras jóvenes que pierden a sus bebés, también muy jóvenes, a veces la misma noche de parir, porque no lo quieren abandonar", contó Núñez Montero al diario El País.

Al recibir esta explicación, el fotógrafo no lo dudó. Inmortalizó la escena, que finalmente lo llevó a estar en la muestra que reúne las 100 mejores imágenes de naturaleza.

“La jungla y los animales son difíciles de fotografiar”

El guía también le comentó que Kuhirwa llevaba semanas paseando con el cadáver. Lo limpiaba y cuidaba, como si estuviera vivo. Sin embargo, terminó comiéndose los huesos de su cría.

El español, quien fue el ganador en la categoría Comportamientos Mamíferos de la 54ª edición de la muestra, remarcó la dedicación y perseverancia que hay que tener para realizar este tipo de fotografías: "Cuantas más veces estés, más probable es que suceda esa foto que quieres".

"Además de estar preparado para ese momento, hay que tener en cuenta las condiciones meteorológicas y de luz. La jungla y los animales son difíciles de fotografiar", agregó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: