El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (AFP)
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (AFP)

El gobierno de Turquía calificó este lunes de "inaceptables" los comentarios del ministro francés de Asuntos Exteriores Jean-Yves Le drian sobre el "juego político" que estaría ejecutando el presidente turco Recep Tayyip Erdogan con respecto al asesinato de Jamal Khashoggi.

El desencuentro entre Ankara y París llega luego de que que Erdogan asegurara el sábado haber compartido con los Estados Unidos, Francia, el Reino Unido y otros países una serie de grabaciones vinculadas a la muerte del disidente saudita en un consulado del reino petrolero en Estambul.

Le Drian aseguró, sin embargo, que él "no estaba al tanto" de ninguna evidencia presentada por Ankara, y señaló que si Erdogan había mentido, "significa que está jugando un juego político en estas circunstancias", de acuerdo con la cadena France 2.

"Consideramos inaceptable la acusación sobre el presidente Erdogan", señaló el director de comunicaciones del Gobierno turco Fahrettin Altun a la AFP. "No nos olvidemos de que este caso hubiera sido tapado de no haber sido por los esfuerzos de Turquía", agregó.

Jean-Yves Le Drian, ministro de Exteriores de Francia
Jean-Yves Le Drian, ministro de Exteriores de Francia

Aunque no se conoce exactamente el contenido de las grabaciones, Altun insistió en que fueron compartidas con un "gran número de países" y que "Francia no fue la excepción".

"Si existen problemas de comunicación entre las agencias francesas y el Gobierno, es responsabilidad de las autoridades francesas y no de Turquía", señaló.

Pero además, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, aseguró este lunes que su Gobierno sí había recibido las evidencias obtenidas por Turquía y que las agencias de inteligencia canadienses la habían visto.

"Hemos estado trabajando muy de cerca con Turquía, Canadá ha recibido toda la información disponible", dijo, de acuerdo con el Financial Times.

Jamal Khashoggi, junto a su prometida Hatice Cengiz
Jamal Khashoggi, junto a su prometida Hatice Cengiz

También Alemania confirmó haber obtenido las grabaciones luego de un "intercambio de inteligencia", sin dar mayores detalles.

Jamal Khashoggi, un reconocido periodista saudita, abandonó su país en 2017 por sus diferencias con el príncipe heredero al reino de Arabia Saudita, Mohammed Bin Salman, para instalarse en Turquía.

El 2 de octubre de este año ingresó al consulado saudita en Estambul, donde residía, y nunca se supo nada más de él. Luego de que negarlo repetidas veces, Riad finalmente admitió que el hombre de 59 años había sido asesinado en la delegación diplomática, aunque rechazó responsabilidad y acusó en cambio a elementos rebeldes en sus servicios de inteligencia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: