Angela Merkel junto a Emmanuel Macron (AFP)
Angela Merkel junto a Emmanuel Macron (AFP)

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, protagonizaron un histórico encuentro en Compiègne, al norte de París, en el mismo lugar donde Alemania y las potencias aliadas firmaron el armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial

Se trata de la primera vez que los máximos responsables de ambos países visitan juntos el emplazamiento, que también sirvió como escenario, dos décadas después, de la capitulación de la Francia ocupada ante la Alemania nazi de Adolf Hitler.

Ambos líderes desvelaron una nueva placa conmemorativa en el Memorial ubicado en el llamado Claro de Rhetondes, y dejaron una imagen icónica que ha sido comparada en Francia a la que protagonizaron sus predecesores François Miterrand y Helmut Kohl agarrados de la mano en Verdun en 1984.

(AFP)
(AFP)

En una ceremonia sobria y sin discursos, Macron y Merkel depositaron una corona de flores en el bosque de Compiègne, en donde los aliados firmaron en 1918 el armisticio con el Imperio alemán.

La nueva placa, menos marcial que la inscripción que figura en el centro del claro que acta la muerte "del orgullo criminal del imperio alemán", reafirma el "valor de la reconciliación franco-alemana al servicio de Europa y de la paz".

Es la primera vez desde 1945 que el presidente francés y un jefe del gobierno alemán se reúnen en este memorial.

Fue en un vagón en el bosque de Compiègne donde se firmó, el 11 de noviembre de 1918 el armisticio que selló el fin de la Primera Guerra Mundial, tras años de combates que se saldaron con 18 millones de muertos.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: