(AP)
(AP)

El crecimiento económico de los Estados Unidos podría caer más de 2% el primer año después del inicio de una guerra comercial a todos los niveles por Washington, advirtió el Banco Central Europeo (BCE) en un artículo publicado este miércoles.

La institución encargada del euro simuló el efecto que provocarían unos aranceles recíprocos del 10% impuestos por los Estados Unidos y sus socios comerciales sobre el conjunto de las importaciones, un escenario mucho más sombrío que el sugerido hasta ahora por el presidente Donald Trump.

Los efectos de medidas proteccionistas de esta naturaleza afectaría al comercio internacional y a la confianza de los mercados financieros, llevando a un alza del costo del endeudamiento de los Estados y a una caída de los mercados financieros de hasta un 16% en el caso de Wall Street.

El análisis muestra que "la actividad económica en los Estados Unidos podría ser un 2% inferior desde el primer año", indica el BCE. Esta situación "del peor" escenario también toma en cuenta una contracción de casi 3% del comercio mundial, "pérdida de empleos" y una "pérdida del nivel de vida", advierte la institución.

De Donald Trump y Xi Jinping depende el alcance que tendrá el conflicto comercial entre los Estados Unidos y China
De Donald Trump y Xi Jinping depende el alcance que tendrá el conflicto comercial entre los Estados Unidos y China

Por un lado, los aranceles más elevados podrían reducir el poder de adquisición de los hogares y así desalentar el consumo y la inversión. No obstante, podría tener el efecto positivo de desplazar la demanda hacia los productos de origen nacional, reduciendo así las importaciones.

La pulseada entre los Estados Unidos y China podría, durante un tiempo, ser beneficiosa para el gigante asiático, que vendería más productos en países terceros en detrimento de los exportadores estadounidenses.

En términos más globales, el golpe a la confianza en caso de una guerra comercial general produciría "un impacto significativo y más amplio en la producción", al hacer reducirse la economía mundial un 0,75% el primer año.

China le respondió a Trump

El Gobierno chino señaló este miércoles que es "absurdo" culpar a Beijing de la guerra comercial desatada por los EEUU, e invitó a Washington a "escuchar" las voces de otros Estados que han expresado su deseo de "promover el multilateralismo y el libre comercio".

Durante su discurso el martes en la Asamblea General de Naciones Unidas, Trump volvió a subrayar que los EEUU "no va a tolerar más" los "abusos" de China, citando la transferencia forzada de tecnología y el robo de propiedad intelectual, que ha terminado por provocar una guerra comercial entre las dos primeras potencias económicas.

"Culpar a China del déficit comercial que los EEUU mantienen con nosotros no tiene ningún sentido", dijo en rueda de prensa el portavoz de Asuntos Exteriores chino Geng Shuang, en respuesta al presidente estadounidense, Donald Trump, quien aseguró que Beijing lleva años "manipulando" el sistema internacional de comercio a su favor.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: