Príncipe William (AP)
Príncipe William (AP)

El príncipe William, segundo en la línea de sucesión al trono británico, inició este lunes en Namibia una pequeña gira por África en la que conocerá proyectos de defensa de la fauna y de lucha contra la caza furtiva y el tráfico ilegal.

La primera parada del duque de Cambridge tras llegar a la nación austral africana fue una visita de cortesía al vicepresidente del país, Nangolo Mbumba, según informó la televisión pública Namibian Broadcasting Corporation.

El encuentro con el vicepresidente (máximo representante del Ejecutivo al encontrarse en Nueva York, en una cumbre de la ONU, el presidente namibio, Hage Geingob) tuvo lugar en la capital, Windhoek, y ambos conversaron sobre temas medioambientales.

El príncipe William permanecerá dos días en Namibia antes de dirigirse a las otras dos paradas de su visita: Tanzania y Kenia.

El hijo mayor de Carlos de Inglaterra y de la difunta Diana de Gales viaja en calidad de mecenas de la organización benéfica para la conservación de la vida salvaje TUSK y la gira sirve para preparar una conferencia internacional contra el mercado ilegal de especies salvajes que se celebrará en Londres entre el 11 y el 12 de octubre.

El viaje se extenderá, en total, hasta el día 30 y llevará al príncipe a visitar distintos proyectos impulsados por TUSK en el continente africano.

El duque, que ha hecho de la conservación medioambiental una de sus principales banderas de trabajo solidario, es también presidente de United for Wildlife, una unión de siete organizaciones conservacionistas que trabajan contra el tráfico ilegal de fauna protegida.

En una reciente intervención durante un evento de la Royal African Society, el príncipe William consideró que este mercado ilegal es un "crimen global terrible" y recordó que, además de cobrarse la vida de centenares de ejemplares de especies en peligro de extinción, también tiene un "impacto humano devastador".

"Demasiados guardabosques valientes son asesinados cada año por cazadores furtivos. Las comunidades ven su sustento turístico amenazado y los procedimientos del comercio ilegal de especies salvajes financian redes criminales más amplias y amenazan la seguridad", señaló en aquella ocasión, según recogió anoche la fundación TUSK en el comunicado que sirvió para anunciar la partida hacia África del príncipe.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: