El presidente de Macedonia boicoteará el referéndum para cambiar el nombre al país

Gjorge Ivanov anunció que no votará en el plebiscito planteado para el 30 de septiembre tras alcanzar un acuerdo con Grecia para dejar de utilizar la histórica denominación. Sus declaraciones ponen presión sobre el proceso ante la amenaza de una baja participación que podría invalidarlo

Macedonia, en días decisivos para su futuro político y cultural
Macedonia, en días decisivos para su futuro político y cultural

El presidente de Macedonia, Gjorge Ivanov, informó este domingo que boicoteará el referéndum del próximo 30 de septiembre sobre el acuerdo alcanzado con Grecia y resaltó que cambiar el nombre del país daña los intereses nacionales.

"He recibido la confianza de los ciudadanos durante dos mandatos para que no permita cambios en la Constitución o el nombre constitucional de Macedonia y para que rechace las ideas que puedan dañar la identidad nacional, las cualidades de la nación, la convivencia y la lengua macedonias. No retiro estas promesas. Por eso el 30 de septiembre no votaré", dijo Ivanov.

Estas declaraciones, cuando solo queda una semana para que se abran las urnas, han levantado dudas sobre el ya cuestionado éxito del referéndum.

Gjorge Ivanov, presidente de Macedonia (Getty)
Gjorge Ivanov, presidente de Macedonia (Getty)

La posibilidad de una baja participación es el mayor interrogante sobre esta consulta, si se tiene en cuenta que la última encuesta de opinión publicada sugería que en lugar del quórum mínimo requerido del 50% más uno, tan sólo el 46% de los votantes acudiría a votar el próximo domingo.

De ser así, cualquier resultado sería inválido y el acuerdo alcanzado con Grecia el pasado junio estaría en peligro.

El principal partido de la oposición, el conservador VMRO-DPMNE, aunque contrario al cambio de nombre, apeló a los ciudadanos a decidir "por sí mismos" si querían votar o no y en qué sentido hacerlo.

Los ministros de Asuntos Exteriores macedonio y griego firmaron el acuerdo en junio que cambiaría el nombre del país de "Antigua República Yugoslava de Macedonia" (ARYM) a "República de Macedonia del Norte" para acabar con la disputa que se alarga ya más de 25 años entre el país y una región del norte de Grecia.

Si el proceso concluyese dando luz verde al acuerdo, este aceleraría la entrada de Macedonia tanto en la UE como en la OTAN, paralizada hasta ahora por el veto griego.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR