Una modelo rusa asegura haber sido blanco de un ataque del Kremlin en la ciudad de Salisbury, Inglaterra, la misma localidad en la que el ex espía Serguei Skripal fue envenenado junto a su hija en marzo y otras dos personas resultaron afectadas poco después.

La modelo Anna Shapiro asegura que los servicios de inteligencia rusos la consideran una espía
La modelo Anna Shapiro asegura que los servicios de inteligencia rusos la consideran una espía

De acuerdo a información del periódico The Daily Mail, Anna Shapiro, de 30 años, y su esposo Alex King, de 42, se enfermaron el domingo mientras cenaban en el restaurante Prezzo.

King, en especial, se encuentra en grave estado tras haber sido hallado en el piso del baño con espuma en la boca, y las autoridades creen que podrían haber sido envenenados con veneno para ratas.

Shapiro se había casado con el británico Alex King hace un mes. Tras el presunto ataque, él permanece internado
Shapiro se había casado con el británico Alex King hace un mes. Tras el presunto ataque, él permanece internado

A raíz del incidente la ciudad de Salisbury, en el sur de Inglaterra, volvió a ver sus calles repletas de fuerzas de seguridad investigando otro posible ataque con armas químicas como el lanzado contra Skripal.

El presunto ataque provocó una crisis diplomática entre el Reino Unido y Rusia, que niega haber intentado asesinar al hombre que en el pasado encarceló por traición. También otras dos personas cayeron envenenadas por Novichok, una de las cuales murió, tras haber sido expuestos accidentalmente al agente nervioso destinado a los Skrpals.

La modelo se mudó al Reino Unido en 2008 y se instaló en Londres
La modelo se mudó al Reino Unido en 2008 y se instaló en Londres

Ahora Shapiro, que trabaja como modelo  y está también radicada en el Reino Unido, asegura que podría haber sido víctima también de los intentos de asesinato de parte del gobierno del presidente ruso vVadimir Putin.

"Yo pedí pizza y Alex la lubina con vegetales. También tomamos dos copas de vino", contó al periiódico The Sun.

Al terminar la comida, su esposo se fue al baño. Como no volvía, comenzó a preocuparse y cuando fue a buscarlo lo encontró colapsado en el suelo y con espuma en la boca.

Shapiro es hija de un ex general ruso, con quien mantiene una fuerte pelea
Shapiro es hija de un ex general ruso, con quien mantiene una fuerte pelea

Poco después ella también comenzó a sentirse mal y colapsó en el restaurante.

Un camarero del establecimiento también se desplomó, y los tres fueron llevados al Hospital de Salisbury, donde médicos especialistas encerrados en trajes especiales con protección ante agentes químicos y bacteriológicos los descontaminaron preventivamente.

Pero aunque el camarero y Shapiro fueron dados de alta rápidamente, King entró en un coma inducido, sin que se sepa aún qué ocurrió. Tiempo después recuperó la conciencia, pero permanece internado.

La modelo obtuvo la ciudadanía israelí en 2006, lo que provocó el enojo de su familia
La modelo obtuvo la ciudadanía israelí en 2006, lo que provocó el enojo de su familia

En consecuencia Shapiro permanece en un hotel cercano y con custodia policial las 24 horas, hasta que se descarte la posibilidad de un ataque.

Una fuente en las fuerzas de seguridad indicó al Daily Mail que se cree que podrían haber sido envenenados con estricnina, un alcaloide utilizado en diferentes pesticidas.

Shapiro nació en Rusia pero adquirió la nacionalidad israelí en 2006, lo que provocó un conflicto con su nacionalista familia, vinculada con las fuerzas armadas y el estado ruso. De hecho, su padre es un general retirado del ejército de Rusia.

Shapiro renunció públicamente a la “ciudadanía rusa, si familia y Putin”, y dice haber sido amenazada de muerte por su propio padre
Shapiro renunció públicamente a la “ciudadanía rusa, si familia y Putin”, y dice haber sido amenazada de muerte por su propio padre

A raíz de esto en el 2008  abandonó Rusia para instalarse en Londres, donde reside actualmente. En aquel momento llegó a decir que "públicamente renunciaba" a la "ciudadanía rusa, su familia y Putin".

En Londres conoció a King, con quien contrajo matrimonio hace apenas un mes.

Ahora Shapiro asegura que los servicios de inteligencia rusos creen que ella es una espía, en incluso desde hace tiempo comenzó a recibir amenazas de muerte de alguien que asegura ser su padre, enojado con su renuncia a Rusia.

Las investigaciones policiales persisten y todavía no hay confirmación sobre la naturaleza del episodio. Pero aún así la situación provocó otro gran susto en Salisbury y motivó a las autoridades a aislar la zona y realizar pruebas en el lugar y a las víctimas por la presencia de Novichok, que ya fue descartada.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: